Compartir en:

Si en los países llamados “desarrollados” o “del primer mundo” cabe preguntarse “¿Por qué gastar 1000 dólares en un celular si puedo comprar uno por un poco más de 100 dólares?” imagínate en Venezuela.

A nivel mundial la guerra de los celulares es entre los de gama alta (600 dólares o más) y los de gama baja (Máximo 200 dólares).

En este artículo la clasificación entre «gamas» se limita al precio.

Hoy en día por menos de 200 dólares puedes comprar un teléfono con inteligencia artificial.

Aunque no existe una regla clara o una categorización oficial, podemos clasificar los celulares en tres gamas: baja, media y alta, según el precio:

Gama Baja: Hasta 200 dólares.
Gama Media: Entre 201 y 599 dólares.
Gama Alta: Desde 600 dólares.

Esta clasificación varía entre analistas y publicaciones.

Un teléfono gama baja puede costar diez veces menos que un gama alta, pues el precio de un gama alta puede superar los 1000 dólares, mientras que se consiguen teléfonos gama baja hasta por 100 dólares.

¿En verdad necesitas un celular tan caro?

¿Necesitas el teléfono de 1000 dólares?

La respuesta para casi todos los usuarios es “no”. La mayoría de las personas satisfacerá sus necesidades con un buen teléfono gama baja. Ojo: sus necesidades, no sus aspiraciones.

En Venezuela esto aplica más aún, porque:

  • Las probabilidades de que te roben el teléfono son más altas que en otros países.
  • Si tu teléfono sufre una avería, repararlo o sustituirlo en Venezuela no será fácil, ni barato.
  • Reponer el teléfono en Venezuela será costoso, incluso si lo traes de afuera, y quizá tengas que sustituirlo por uno con prestaciones inferiores.

En Venezuela es mejor que compres tres teléfonos idénticos de 200 dólares, uses uno y guardes los otros dos, en lugar de comprar uno solo de 600 dólares.

Alternativamente puedes guardar los dólares remanentes para comprar otro teléfono más actualizado en el futuro.

Caro o no tan caro. Ventajas y desventajas

Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

 

Ventajas de tener un teléfono gama alta en Venezuela:

  • La gente pensará que tienes dinero (Quizá más del que realmente tienes). Si el status es importante en tu trabajo, esto será una ventaja.
  • Tiene más calidad y por lo tanto debería durar más.
  • La sensación táctil es superior.
  • Tendrá mejores prestaciones: mejor cámara, mejor sonido.
  • El tiempo de vida útil puede ser el doble o el triple que el de un teléfono gama baja.

 

También puedes considerar un gama media, usando la mitad del dinero.

 

Desventajas de un teléfono gama alta en Venezuela:

  • La gente pensará que tienes dinero (Quizá más del que realmente tienes). Será una señal de poder adquisitivo que probablemente prefieres no dar.
  • Será más apetitoso para los ladrones.
  • Es más caro repararlo (en Venezuela).
  • Es más difícil repararlo (en Venezuela).
  • Tendrás (más) miedo al sacarlo en la calle.
  • Te costará más reponerlo por uno igual.

 

Ventajas de usar un teléfono gama baja en Venezuela:

  • No darás una impresión ostentosa. Estarás “bajo perfil”.
  • Será menos apetitoso para los ladrones.
  • Es más barato y posible repararlo.
  • Tendrás menos miedo al sacarlo en la calle.
  • Te costará menos reemplazarlo por uno igual o mejor.

 

Desventajas de un teléfono gama baja en Venezuela:

  • No te dará el mismo status.
  • Tiene menos calidad.
  • Es posible que se dañe en menos tiempo.
  • Algunas sensaciones serán de menos calidad.
  • Menos prestaciones.
  • Menos capacidades.
  • Menos espacio de almacenamiento.

 

Recuerda tomar en cuenta que la mayoría de las personas subutiliza las funciones de su teléfono inteligente, limitándose a las prestaciones básicas, varias de las cuales son las mismas en cualquier aparato.

Por ejemplo, la mayoría de las personas pasa la mayor parte del tiempo al teléfono usando WhatsApp, aplicación que funciona prácticamente igual en todos los aparatos.

¿iPhone gama baja?

Hasta ahora no hay iPhone gama baja. Lo más parecido sería un iPhone gama media, que igual en Venezuela no existen, o un un modelo anterior, probablemente descontinuado que de paso puedas comprar usado en buenas condiciones.

Así que al hablar de “gama baja” prácticamente dejamos fuera a los iPhone.

Google usa inteligencia artificial para cambiar el juego

Android homogeniza las gamas

Con la incorporación de Inteligencia Artificial en los gama baja, la diferencia entre gamas se nota menos pues todos los teléfonos funcionan mejor a medida que aprenden de sus usuarios.

La inteligencia artificial en el sistema operativo (Android) permite que los teléfonos se adapten a sus usuarios, dejando mucho peso de la experiencia de uso en manos de la inteligencia artificial.

 

Algunas funciones de la Inteligencia Artificial en Android:

  • Mostrar cómo se invierte el tiempo usando el dispositivo.
  • Permitir establecer límites de tiempo de uso a cada app.
  • Activar automáticamente el modo “No Molestar”, para silenciar las interrupciones y el modo “Ir a la cama” para encender una luz nocturna y su vez activar el “No Molestar”.
  • Proteger los datos confidenciales como la información de la tarjeta de crédito.
  • Mejoras de privacidad.

Hay teléfonos que por un precio aceptable ofrecen buen procesador, suficiente almacenamiento, un diseño bonito y una cámara capaz de capturar excelentes fotos.

Cada día hay más aplicaciones que no requieren ser instaladas en el teléfono pues vienen con el sistema operativo o funcionan desde la web sin que sea necesaria su instalación en el teléfono. Esto puede reducir la necesidad de inversión en hardware.

Dejar más peso al sistema operativo y a la web reduce la brecha entre las capacidades de los teléfonos y sus precios.

Antes los fabricantes debían montar el mejor hardware para conseguir una buena experiencia para el usuario, las diferencias entre las gamas eran tangibles y valía la pena gastar más para tener un teléfono más potente.

Android requería hardware de punta para funcionar con eficiencia. Ahora, casi cualquier teléfono inteligente del mercado es capaz de ofrecer una buena experiencia.

Al optimizar Android con requisitos menos exigentes, Google hizo accesible el mismo sistema operativo para teléfonos inteligentes de menor precio.

Muchos usuarios no necesitan más que las características básicas siempre y cuando la experiencia sea cómoda, fiable y eficiente.

Ya no necesitas gastar mil dólares para tener un buen teléfono.

Puedes hacerlo casi todo con un teléfono económico: usar las redes sociales, leer el correo electrónico, jugar, ver películas, usar WhatsApp.

Cualquier teléfono Android puede correr millones de aplicaciones.

¿Qué obtienes si pagas más?

Claro, si puedes darte el lujo y no te da miedo la inseguridad, vale la pena gastar el dinero. Las diferencias están en los detalles.

Por ejemplo, no es lo mismo tomar fotos con una cámara de 5 megapíxeles que con una de 13, o jugar con una resolución de 720p que con una de 1080p.

Ventajas que pagas:

  • Menos preocupación por el espacio de almacenamiento porque el teléfono más caro tiene más espacio.
  • Algunos teléfonos gama alta soportan golpes fuertes.
  • El sudor, el agua o baños accidentales de otros líquidos no serán una amenaza porque algunos teléfonos de gama alta son a prueba de humedad e incluso pueden soportar inmersión durante algunos unos segundos.
  • Novedades: Los gama alta estrenan innovaciones no disponibles para el resto.

En esencia, es lo mismo, pero la experiencia es diferente. La diferencia se basa cada vez más en lo aspiracional, en el status, y menos en las funciones básicas.

Hoy en día los usuarios estamos más informados que nunca y tenemos a disposición herramientas para buscar el dispositivo que más nos conviene.

En Internet hay comparadores de características, modelos, precios, y decenas de análisis comparativos que permiten elegir tomando en cuenta los detalles técnicos, capacidades, limitaciones y comentarios de otros usuarios.

¿Quieres tener lo más nuevo? Págalo.

Entonces ¿Por qué siguen existiendo teléfonos de 600, 700 o más dólares?

Aunque en la actualidad casi cualquier teléfono servirá para casi cualquier usuario, los teléfonos más caros incorporan características innovadoras que proporcionan un extra, que quizá no hace gran diferencia en la experiencia del usuario. No son características necesarias, o al menos no añaden un valor extraordinario.

Por ejemplo la resolución. ¿Realmente necesitas resolución de 2K / 3K / 4K en un teléfono de 5 o 6 pulgadas? La mayoría tenemos suficiente con FullHD, o incluso con HD.

Lo mismo pasa con la conectividad: USB Type-C reversible, el último Wifi o Bluetooth, y con los materiales exquisitos: metal, cuero, oro, adamantio, criptonita…

Estos extras cuestan dinero, pero se puede vivir sin ellos ya que el resto de características servirán para la inmensa mayoría.

Inversión justificada

Si necesitas un mini estudio de grabación, eres gamer profesional, quieres ser o eres youtuber o instagramer, o trabajas en diseño y/o producción de audiovisuales, quizá lo acertado es comprar el mejor teléfono inteligente que tu presupuesto te permita, en lugar de comprar una cámara filmadora, una cámara fotográfica, micrófono, webcam, una computadora y el resto del aparataje.

Porque aunque cada uno de esos equipos puede ser mejor que su correspondiente en el teléfono, el celular los incorpora a todos, se pueden ampliar con periféricos y te puedes llevar el celular a donde vayas. De paso, en el teléfono todo está interconectado y es fácilmente exportable a Internet. Y lo más importante, comprar todos los equipos mencionados seguramente costará más que los 1000 dólares que cuesta un celular gama alta.

Si el teléfono es tu herramienta de trabajo y vas a producir contenido, quizá vale la pena invertir en un gama alta.

Que tu compra sea más inteligente que tu teléfono

En el mercado actual no es necesario gastar 700 dólares para tener un buen smartphone.

Puedes obtener tecnología de punta por poco dinero.

Hay teléfonos gama baja y gama media que ofrecen características excepcionales por un precio atractivo, especificaciones de gama alta a un precio que aguanta el presupuesto y las necesidades de cualquier usuario.

Entonces, piensa bien antes de gastar mil dólares en un teléfono inteligente si puedes comprar uno por menos de 200, sobre todo si estás en Venezuela.

Basado en este artículo de Muy Interesante (adaptado por Curadas a la realidad actual de Venezuela)

Compartir en: