El presidente Nicolás Maduro se mostró activo durante las primeras horas de este 31 de diciembre a través de su cuenta oficial en la red social Twitter al hablar de un 2019 de “avances y prosperidad para todo el pueblo”. Sin embargo , los embates de la economía nacional azotan hasta el último día de 2018 a millones de venezolanos que se ven cada vez más empobrecidos por los efectos hiperinflaciones y frustrados ante el incumplimiento de promesas gubernamentales.

El jefe de Estado venezolano se comprometió a entregar perniles durante diciembre para las familias venezolanas más vulnerables a la arremetida hiperinflacionaria que hace añicos a la economía criolla, no obstante la palabra de Nicolás Maduro se resquebrajó por segundo año consecutivo al no responder al pueblo. En consecuencia, las protestas han tomado las calles en distintos rincones del país.

Paradógicamente , la falta de entrega del preciado corte de cerdo no representa a este punto el mayor problema denunciado por miles de comunidades en el país, la oferta del pernil en malas condiciones ha pasado a ser en muchos casos, el foco del malestar generalizado. Ha sido el caso de vecinos del sector Propatria en Caracas y ciudadanos de Araure en el estado Portuguesa.

Venezuela cierra este año como “el peor de la historia” de acuerdo a voceros del sector privado, un sector que trabaja a nivel nacional con un deprimido parque industrial a menos de un 20 % de su capacidad, lo que constituye un escenario nefasto para iniciar un 2019, particularmente sin que el ejecutivo presente señales de cambios en materia económica.

 

Continúa leyendo el artículo de Caraota Digital aquí.

Compartir en: