Compartir en:

Los oficiales enviados por Moscú adiestrarán a la Fuerza Armada en el manejo de los sistemas antiaéreos y trabajan sobre centros de entrenamiento en mora desde la era Chávez. Rusia  ha surtido 65% de los sistemas adquiridos por el gobierno en la última década.

La estadía de 99 militares rusos que arribaron a Venezuela a finales de marzo en dos aeronaves castrenses, no solo no fue aprobada por la Asamblea Nacional sino que podría reforzarse con más uniformados, según anunció el vicecanciller Yván Gil, en medio de un aluvión de teorías sobre el objetivo estratégico de la visita.

Sin embargo, los hechos concretos apuntan al cumplimiento de una parte de los acuerdos técnicos de cooperación bilateral que iniciaron en 2005 con Hugo Chávez, que pasan por el adiestramiento de personal de la Fuerza Armada Nacional y, al mismo tiempo, provocar a Estados Unidos, cuyo gobierno insiste en anunciar que no se quedará impávido ante lo que considera un aumento de la tensión que vive el país.

Continúa leyendo el artículo del Diario Tal Cual aquí.

Compartir en: