Compartir en:

El 11 de abril es el 101º (centésimo primer) día en el calendario.

Quedan 264 días para finalizar el año.

TAL DÍA COMO HOY:

  • En Shoreditch, pueblo cercano a Londres, Reino Unido, nace James Parkinson, británico polifacético que será -médico, sociólogo, botánico, geólogo, y paleontólogo (1755)
  • Segunda Batalla de Maturín (1813)
  • Batalla de San Félix (1817)
  • En Estados Unidos, Abraham Lincoln realiza su último discurso (1865)
  • Nace Fernando Paz Castillo (1893)
  • Nace Conny Méndez (1898)
  • Se funda La Organización Internacional del Trabajo – OIT (1919)
  • En el marco de la Segunda Guerra Mundial, fuerzas estadounidenses liberan el campo de concentración de Buchenwald (Alemania) (1945)
  • Según estudio realizado por True Knowledge Answer Engine, este fue el día más aburrido del siglo XX (1954)
  • Singapur se independiza del Reino Unido1957: Singapur se independiza del Reino Unido (1957)
  • En Israel comienza el juicio al genocida nazi Adolf Eichmann (1961)
  • A las 13:13 hora de Houston (EE.UU.) se produce el lanzamiento del cohete Saturno V que lleva la nave Apollo XIII con destino a la Luna (1970)
  • El cometa Halley alcanza su perigeo, o punto más cercano a la Tierra, en su último periodo orbital de 76 años (1986)
  • Se firma el acuerdo de paz entre Israel y Jordania en Londres (1987)
  • En Venezuela, ocurren los llamados «hechos del 11 de abril» que separan temporalmente del poder al presidente Hugo Chávez (2002)
  • Muere Corín Tellado, reconocida escritora española (2009)
  • Día Mundial contra el Parkinson
  • Día Internacional del Remero
  • Día Internacional del Juego de Mesa.

Tal Día Como Hoy Se Conmemora el Día Mundial Contra el Parkinson.

El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más prevalente en el mundo, después del Alzheimer. Se caracteriza por ser progresiva y tener una evolución muy heterogénea.

La Organización Mundial de la Salud declaró en 1997, que el 11 de abril se establecería como Día Mundial del Párkinson, coincidiendo con el aniversario de James Parkinson, neurólogo británico que en 1817 descubrió lo que en aquel tiempo llamó parálisis agitante y que hoy conocemos como enfermedad de Parkinson.

El Parkinson es actualmente la segunda enfermedad neurodegenerativa más prevalente en el mundo, después del Alzheimer, y se caracteriza por ser progresiva y tener una evolución muy heterogénea. La enfermedad se caracteriza por presentar síntomas motores y no motores.

SÍNTOMAS MOTORES:

Son los síntomas más frecuentes, y comúnmente denominados como cardinales, son: bradicinesia (lentitud de movimientos), rigidez, inestabilidad postural y temblor. Estos son conocidos como síntomas motores ya que afectan al movimiento.

SÍNTOMAS NO MOTORES:

Aunque durante mucho tiempo los síntomas motores se han considerado fundamentales en la enfermedad, cada vez va cobrando más importancia la sintomatología no motora por el impacto que provoca en la vida diaria de las personas afectadas. Estos síntomas son muy variados y pueden aparecer en cualquier etapa, aunque cobran más relevancia en las más avanzadas. Entre los síntomas no motores de la enfermedad se encuentran: el estreñimiento, el exceso o ausencia de salivación, trastornos de la deglución (dificultad para tragar y disfagia), la apatía, depresión o el insomnio, entre muchos otros.

Los pacientes con Parkinson frecuentemente experimentan una disminución de la destreza manual y debilidad muscular. La progresión de estos síntomas clínicos durante la enfermedad provoca dificultad en la realización de las actividades de la vida diaria.

Se desconoce la causa de esta enfermedad, entre las mejor fundamentadas se encuentran las que implican un factor tóxico, hasta ahora desconocido, y factores genéticos.

Independientemente de cual sea la causa última, se conocen diversos procesos probablemente implicados en la producción del daño neuronal. Entre ellos la formación de radicales libres. Estos son compuestos inestables debido a que carecen de un electrón. En un intento por reemplazar el electrón que falta, los radicales libres reaccionan con las moléculas circundantes (especialmente metales tales como el hierro), en un proceso que se llama la oxidación. Se considera que este proceso ocasiona daños a los tejidos que unen las neuronas.

Hasta la fecha, ninguna investigación ha proporcionado prueba definitiva de que una toxina sea la causa de la enfermedad.

Una teoría relativamente nueva explora el papel de los factores genéticos en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. De un 15 a un 25 por ciento de los pacientes de Parkinson tienen un familiar cercano que ha experimentado síntomas de Parkinson. Por último, otra teoría propone que la enfermedad de Parkinson ocurre cuando, por causas desconocidas, el desgaste de las neuronas productoras de dopamina normal, relacionado con la edad, se acelera en ciertas personas. Esta teoría se sustenta en el conocimiento de que la pérdida de mecanismos protectores antioxidantes está asociada con la enfermedad de Parkinson y el envejecimiento.

Muchos investigadores creen que una combinación de estos cuatro mecanismos: daño oxidativo, toxinas ambientales, predisposición genética y envejecimiento acelerado, se identificarán como causas de esta enfermedad.

Investigadores han demostrado que una simple sesión de ejercicios manuales de 15 minutos de duración mejora significativamente el movimiento y la destreza de los pacientes con Parkinson, ayudándoles a ejecutar tareas como la escritura o el abotonado.

Mitos del Parkinson

– Todos los pacientes tienen temblor

– No voy a caminar más

– No tengo solución ni tratamiento

– El único tratamiento que existe son los medicamentos

– El Parkinson siempre es hereditario

Compartir en: