PDVSA registra su nivel de producción de crudo más bajo en décadas, con 732.000 barriles diarios para una industria que se desploma a un ritmo acelerado.

La refinería Cardón, que tiene una capacidad para producir alrededor de 310.000 barriles de petróleo por día, paró sus actividades desde el miércoles 15 de mayo debido a que sufrieron daños en “algunas unidades”.

Dos trabajadores de la refinería explicaron a Reuters que se dejó de procesar crudo por daños en unidades claves, como algunas destiladoras, esenciales en las actividades de procesamiento. “En el día de ayer se paró toda la refinería”, afirmó un trabajador del complejo.

Continúa leyendo el artículo del Diario Tal Cual aquí.

Compartir en: