Este 27 de junio se cumplen dos años del sobrevuelo del exinspector del Cicpc, Óscar Pérez, a la sede del Tribunal Supremo de Justica (TSJ) del régimen de Nicolás Maduro, que catalogó de terrorista al rebelde por los supuestos daños que causó a la estructura.

Ese día, el piloto sustrajo un helicóptero perteneciente al Cicpc y sobrevoló la sede del TSJ, lanzando unas granadas de luces sobre el edificio y desplegando una bandera de Venezuela invocando el artículo 350 de la Constitución venezolana. El régimen de Maduro vio los hechos como un «acto terrorista». Por su parte, algunos venezolanos vieron nacer la rebeldía contra la tiranía y usurpación, otros desconfiaban y pensaban que era una plan del régimen, una actuación.

Ese día se dio a conocer a la opinión pública

Minutos antes, Pérez difundió un vídeo en las redes sociales donde dio a conocer su grupo, conformado por funcionarios policiales, militares y civiles, pidiendo a los venezolanos apegarse al articulo 350.

“En este día estamos realizando un despliegue aéreo-terrestre con el único fin de devolver el poder al pueblo democrático, y así cumplir y hacer cumplir las leyes, para restablecer el orden constitucional”, manifestó en la grabación.

“Hacemos un llamado a todos los venezolanos de oriente a occidente, de norte a sur (…) para reencontrarnos con nuestra fuerza armada y juntos recuperemos nuestra amada Venezuela”, señaló.

 

Vía Caraota Digital 

Compartir en: