Hayabusa 2 revela que el asteroide Ryugu tiene orígenes muy primitivos
Hayabusa 2 revela que el asteroide Ryugu tiene orígenes muy primitivos

Hayabusa 2 revela que el asteroide Ryugu tiene orígenes muy primitivos

/
1 minuto de lectura

Hayabusa 2 (halcón peregrino) es una nave espacial robótica de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial, con la misión de recoger muestras de material del asteroide Ryugu y traerlas a la Tierra para su análisis.

La misión es sucesora de Hayabusa, que tuvo lugar entre 2003 y 2010. La nave Hayabusa 2 fue lanzada el 3 de diciembre de 2014 desde el Centro Espacial de Tanegashima, y el 27 de junio de 2018 la sonda llegó a Ryugu. El 21 de septiembre desplegó sus dos rovers de manera exitosa en la superficie del asteroide.

La agencia espacial japonesa (JAXA), dejó caer un pequeño robot de exploración sobre el asteroide Ryugu, un objeto de un kilómetro de largo con forma de peonza y situado a 3.200 millones de kilómetros de la Tierra. Mientras la Hayabusa 2 analizaba este objeto, el robot, de nombre MASCOT, se afanaba en comprender su naturaleza más o menos como lo haría un geólogo en la Tierra: a ras de suelo.

En un artículo que se acaba de publicar en Science los análisis han revelado nuevos detalles sobre los orígenes y la composición del asteroide Ryugu.

Los científicos han sugerido que se formó a partir de un cataclismo. Además, han concluido que es una condrita carbonácea, un primitivo tipo de asteroides caracterizado por su color oscuro. Esto confirma lo que ya se había observado desde lejos y arroja nuevas pistas sobre la evolución del sistema solar.

« Nos sorprendió mucho el grado de detalle que pudimos observar en la superficie», ha explicado a ABC Ralf Jaumann, primer autor del estudio e investigador en el Centro Alemán Aeroespacial, para referirse a las observaciones de MASCOT.

«Pudimos ver inclusiones brillantes en las rocas, de distintos colores, y distinguir superficies rugosas y otras suaves. Todo esto nos dice mucho sobre la superficie de los asteroides con un nuevo nivel de detalle».

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en  ABC ciencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog