Solórzano: no podemos esperar que lleguen los marcianos a llevarse a Maduro

//
2 minutos de lectura

Delsa Solórzano asegura que 95% de los venezolanos se opone a Maduro, pero eso tiene que manifestarse con una manera más eficiente por parte del pueblo.

Delsa Solórzano, abogada y política, diputada a la Asamblea Nacional, Vicepresidente del Comité de Derechos Humanos de la Unión Interparlamentaria. En diciembre de 2018 renunció a Un Nuevo Tiempo y fundó el movimiento político Encuentro Ciudadano.

Nos encontramos en un local público en Caracas donde la estaba reunida con varios diputados a la Asamblea Nacional, todos de distintos partidos políticos, me dijo: estamos trabajando en unidad por el país. Comenzamos la entrevista referida a la trata de personas como consecuencia de la migración de los venezolanos a otros países.

La diputada considera que la erradicación de la esclavitud moderna no tiene tanto que ver con legislaciones, sino que hay que  erradicar la causa y la causa se llama Nicolás Maduro.

–Comencemos por diferenciar entre trata de personas y trata de blancas.

–La trata de personas es el tráfico de personas, hombres, mujeres, niños, adultos, con distintos propósitos que van desde la esclavitud, el sometimiento a trabajos forzados que también es un tipo de esclavitud, hasta el tema sexual. Ese término de trata de personas incluye todos los tipos de comercio y tráfico ilegal de personas para distintos fines y pasa por el secuestro, rapto, e incluso a veces es “voluntario”, nunca se entiende como voluntario, pero te llevan bajo engaño a determinado lugar y siempre implica, de algún modo, una privación ilegítima de la libertad.

En cambio, la trata de blancas es sólo contra mujeres, es específico y tiene como objetivo fundamental el sometimiento a esclavitud de carácter sexual. Entonces la trata de blancas es un tipo de trata de personas.

–Según la abogada María Gabriela Cuevas del Instituto de Investigaciones  Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello, Venezuela ocupa el primer lugar en trata de blancas después de Haití y República Dominicana.

–No lo dudo. Generalmente, en los países que tienen este problema de manera tan avanzada no hay estadísticas oficiales al respecto porque se trata de un asunto absolutamente ilegal, pero en el caso de Venezuela hace mucho que no hay estadísticas oficiales de nada. La Asamblea Nacional con respecto, por ejemplo, al índice de inflación han tratado de suplir estas estadísticas y la UCAB lo hace de manera extraordinaria no solamente en trabajos como este, sino en desnutrición, pobreza. Esta data que aporta la Católica es fundamental para saber dónde estamos parados, pero además uno lo ve, uno ve la cantidad de mujeres venezolanas ejerciendo la prostitución  en el planeta, en cualquier país es impresionante la cantidad de venezolanas que hay.

–¿Cómo llegaron ahí?

–Eso es un tema que hay que investigar y se investigará a futuro con mayor profundidad, pero en la realidad si algo nos ha sometido este socialismo es a que las mujeres tengan que vender su cuerpo por necesidad, por hambre. Lo que se ve en la frontera colombo-venezolana es profundamente doloroso, la mujer venezolana prostituyéndose a plena luz del día, incluso hemos visto mujeres prostituyéndose delante de sus propios hijos.

Nosotros lo vimos en la Cumbre de Cúcuta: las mujeres venezolanas llegan a Colombia, hay cierta organización, hay un grupo de monjas que lo hacen y organizaciones de la sociedad civil que agarran a las mujeres cuando llegan y les piden que no se prostituyan, que ahí se les da refugio. Hay taxistas que recogen a las mujeres y se las llevan con ellos. Hemos tenido distintas denuncias de mujeres dedicadas a la prostitución que en Venezuela en lugar de cobrar dinero les piden que las lleven a la farmacia para que les compren champú, medicinas, lo que sea.

–¿Existe una prostitución que se ha llamado de alto nivel?

–Es un tipo de prostitución que esta amparado por el Estado. No quiero dar más información porque este es un tema que estamos investigando.

 

Vía TalCual.

Recientes de Blog