Accidentes: ¿Será el destino o la falta de precaución?
Accidentes: ¿Será el destino o la falta de precaución?

Accidentes: ¿Será el destino o la falta de precaución?

3 minutos de lectura

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier parte y haciendo cualquier cosa, desde conducir a practicar el bricolaje.

La mayoría de los accidentes se pueden prevenir; he aquí como disminuir los riesgos.

Quizá te estés preguntando qué tienen que ver los accidentes con vivir más, aparte del hecho de que un accidente grave puede causarte una muerte prematura. En los países industrializados, y también en muchos países en vías de desarrollo, una media de una de cada diez camas de hospital es ocupada por alguien que ha sufrido un accidente.

Y los accidentes que no te matan pueden envejecerte; las lesiones pueden restarte movilidad y hacerte menos activo, y también pueden provocarte estrés, el gran enemigo del sistema inmunológico. Pero la mayoría de los accidentes se pueden prevenir con facilidad, con un poco de cuidado y de previsión.

Pongamos como ejemplo el bricolaje. Tu hogar es tu reserva espiritual pero también puede volverse un lugar peligroso si no tienes cuidado. El bricolaje es una actividad particularmente problemática. ¿Por qué nos lanzamos sin ningún tipo de cuidado a realizar tareas que suponen subir por escaleras inestables y viejas, y utilizar herramientas sin llevar las ropas adecuadas ni adoptar las debidas precauciones?

Si estás planeando hacer algún arreglo en casa, asegúrate en invertir en el equipo de seguridad adecuado tal como guantes gruesos, gafas y una buena escalera (deshazte de esa escalera vieja y destartalada o si no acabarás utilizándola), y apóyala en una superficie firme.

Cuidado con las herramientas…

Y no es buena idea alquilar herramientas eléctricas cuyo manejo desconoces; las cosas no son siempre tan fáciles de usar como puede parecer en televisión. No te pongas a hacer bricolaje si estás cansado o andas mal de tiempo, ya que muy probablemente lo harás a la carrera y caerás en peligrosas simplificaciones. No merece la pena.

Escaleras aparte, Las caídas representan muchos de los accidentes en el hogar, y son una de las causas de muerte más frecuentes entre las personas entre los sesenta y cinco y los setenta y cuatro años. Es más probable que sufras una caída si no está en forma; los músculos débiles no se pueden recuperar con rapidez si te caes o te tropiezas.

Sin embargo, puedes minimizar el riesgo almacenando cosas que utilizas con frecuencia a una altura que te permita alcanzarlos con facilidad, manteniendo el suelo limpio de trastos y asegurándote de tener una buena iluminación en casa, sobre todo en las escaleras.

Una Buena Idea…

No confíes en tu sentido del olfato para detectar los olores peligrosos como puede ser el humo en el interior de la casa. Si todavía no lo has hecho, instala detectores de humo y de monóxido de carbono esta semana. Si ya lo has hecho, comprueba las pilas y cámbialas cuando sea necesario. ¡No se te ocurra utilizar las pilas de la alarma para otra cosa y olvides reponerlas!

Los accidentes de tráfico matan alrededor de un millón de personas al año en todo el mundo aunque, por supuesto, no todos ellos son fatales. Los accidentes de carretera son una de las principales causas de lesiones.

Se estima que conducir estando cansado es un factor determinante en muchos de los accidentes en autopistas y vías rápidas. La investigación también ha demostrado que los accidentes provocados por falta de sueño tienen más posibilidades de resultar en muertes o heridas graves que otros tipos de accidentes de carretera.

Los accidentes debido a la fatiga suelen ocurrir entre las cuatro y las seis de la mañana, pero la hora típica de la siesta de dos a cuatro de la tarde es también un momento de gran riesgo. El tiempo que se lleve al volante no es determinante: la mayoría de los accidentes en los que están involucrados conductores cansados ocurren entre la primera hora de conducción. Así que ni siquiera te atrevas con ese viaje a una tienda cercana si sientes que tienes sueño.

La Frase:

«Los accidentes ocurren hasta en las mejores familias».

Charles Dickens

Llevar puesto el cinturón de seguridad y tener un coche con AirBag puede mejorar mucho tus posibilidades de sobrevivir en un accidente, al igual que ir más despacio. Simplemente conducir siete kilómetros por hora por debajo de la máxima velocidad recomendada puede regalarte tres años más de esperanza de vida.

Otra Idea Más…

Hacer pesas de forma regular puede reducir el riesgo de sufrir caídas.

Extrañamente, otro de los lugares donde pasar tiempo es más arriesgado es en el hospital, donde se puede contraer el staphylococus aureus resistente a meticilina (MRSA). El MRSA es un microorganismo resistente a algunos antibióticos incluida la penicilina; aunque es inofensivo para la mayoría de nosotros, puede anular el sistema inmunológico de cualquier persona debilitada por una enfermedad o una operación.

Para reducir el riesgo de sufrir una infección lo mejor es lavarse las manos con frecuencia mientras se esté en el hospital, y que el personal que te atiende haga lo mismo antes de examinarte. Y sobre todo, reduce el riesgo que supone estar allí evitando los accidentes…

La Frase:

«Los accidentes no existen; son el destino mal nombrado».

Napoleón Bonaparte

 

Tomado de: «Pesas para la eternidad» por: Sally Brown. En: Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, para la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog