La emergencia humanitaria hace estragos en la salud mental de los niños venezolanos

La emergencia humanitaria hace estragos en la salud mental de los niños venezolanos

2 minutos de lectura

El psicólogo Abel Saraiba denunció que en medio de la emergencia humanitaria compleja el Estado no ha creado protocolos que se encarguen de proteger la salud mental de los niños y adolescentes, permitiéndoles entrar en un estado de vulnerabilidad que los marca para siempre.


El psicólogo y coordinador del programa Creciendo sin Violencia de Cecodap, Abel Saraiba, aclaró que la emergencia humanitaria compleja en la cual está sumida Venezuela dejará huellas imborrables en la mente de los más chamos.

“La emergencia humanitaria afecta el desarrollo emocional de los niños, crecer bajo esta situación va a dejar una marca en la salud mental de los niños”, dijo Saraiba durante la presentación de los segmentos sobre el derecho a la salud, la salud mental y la educación de los niños y adolescentes en Venezuela durante el 2018, del informe Somos Noticias.

Para Saraiba el contexto bajo el que se encuentra la ciudadanía venezolana se ha colado a tal punto en los hogares que hoy afecta incluso a los más pequeños, lo que ha desencadenado una serie de trastornos y enfermedades mentales.

Explicó que durante el 2018 en las instalaciones de Cecodap, organización encargada de velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes, recibieron al menos cinco casos donde los pacientes se habían autolesionado o llegaron al consultorio con tendencias suicidas.

Hay un patrón creciente de la tendencia suicida dice el psicólogo de Cecodap, Abel Saraiba, al explicar que durante el 2018 la organización recibió cinco casos de autolesiones o tendencia suicida, lo cual representa un incremento de esta problemática

Video insertado

El psicólogo detalló que aunque pudiese creerse que se trata de una cifra muy minúscula, esto podría estar representando un incremento sustancial en el número de niños y adolescentes con tendencia suicida, y recordó que este problema de salud pública es la segunda causa a nivel mundial de muerte en jóvenes entre 15 y 25 años.

Durante su presentación, Saraiba dijo que en el 2018 atendieron a más de 500 pacientes en las consultas psicológicas, siendo la mayoría por:

  • Conflictos en la familia
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Niñez dejada atrás (casos en los que el padre, la madre o ambos han tenido que irse del país, formando parte de la migración forzada).

Los conflictos en la familia fueron la primera causa de más del 50% de la atención psicológica, por lo que alertó que en medio de la situación país han recibido casos de niños que incluso han sido víctimas de castigo físico y humillante, por el simple hecho de haber comido de más.

También aseguró que la niñez dejada atrás tiene cada vez más afectados: Para el 2018 “más de 800.000 niños habían perdido el contacto con alguno de sus padres, todo producto de la migración, forzada. Para el 2016 este tipo de consultas ocupaban el quinto lugar en los motivos de consulta y para el año pasado ya estaba en el tercer lugar”.

Saraiba denunció que en medio de  la emergencia humanitaria compleja el Estado no ha creado protocolos que se encarguen de proteger la salud mental de los niños y adolescentes, permitiéndoles entrar en un estado de vulnerabilidad que los marca para siempre.

“El Estado brilla por su ausencia y deja a los niños a la deriva” explicó, al tiempo que hizo declaraciones sobre uno de sus pacientes en Cecodap.

Se trata de “Manuela” nombre ficticio para proteger su identidad, tiene 16 años, sufre de trastorno depresivo y aunque está consciente de su diagnóstico, por ahora no le ve una posible solución. . .


 

 

 

Continuar leyendo Vía TAL CUAL.

Recientes de Blog