Compartir en:

El apoyo de los países de América Latina se unifica al brindado el lunes por EEUU, aliado de Lenín Moreno, a Ecuador, donde manifestaciones provocaron el derrocamiento de tres gobernantes entre 1997 y 2005.


Siete países latinoamericanos expresaron este martes que rechazaban “toda acción” por parte de Nicolás Maduro y sus aliados que pudiera desestabilizar el gobierno ecuatoriano que en este momento tiene fuertes manifestaciones por el alza en el precio de la gasolina. También anunciaron su “firme respaldo” al presidente de Ecuador.

Un comunicado de la cancillería colombiana en Bogotá anunció que “los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay manifiestan su rotundo rechazo a todo intento desestabilizador de los regímenes democráticos legítimamente constituidos y expresan su firme respaldo a las acciones emprendidas por el presidente Lenín Moreno”.

La cancillería de Argentina mostró su apoyo a todas las acciones tomadas por el primer mandatario de Ecuador para recuperar la paz, institucionalidad y orden mediante “los instrumentos que le otorgan la constitución y la ley, como lo ha venido haciendo”.

Moreno afirmó el lunes que Nicolás Maduro y el expresidente de Ecuador Rafael Correa tenían un “plan de desestabilización” que pretende sacarlo del poder.

Lenín Moreno anunció el primero de octubre el fin de los subsidios al combustible y su consecuente aumento de precios como cumplimiento de una exigencia del Fondo Monetario Internacional para prestarle más de 4.000 millones de dólares.

La medida trajo como consecuencia desde entonces multitudinarias protestas, que han tocado la fibra económica del país.


 

 

 

Continuar leyendo Vía TAL CUAL.

Compartir en: