Luis Almagro, secretario general de la OEA, denunció este jueves en Quito, Ecuador, que en Venezuela se vive una de las peores tragedias humanas de los últimos tiempos.

El alto funcionario aseguró que existe un maltrato evidente a los presos políticos en el país al punto de que los llevan a juicio para “mostrar que los han torturado salvajemente y para que mueran unas horas después”.

Almagro también dijo que existe un desorden generalizado en cuanto al debido proceso a los detenidos.

“No hay traslado de acusación, no hay instrucción fiscal, los casos no se presentan a juicio”, dijo Almagro en una conferencia en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano, en el marco de la VII Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA)..

No dudó al decir que “a veces, solo los llevan a juicio para mostrar que los han torturado salvajemente y para que muera unas horas después”

Fue enfático cuando habló sobre la defensa de la democracia como punto de inflexión de la OEA como ente rector del resguardo del equilibrio de la paz en el hemisferio.

La Organización de Estados Americanos, bajo la conducción de Almagro, ha representado un punto de apoyo a los venezolanos que se encuentran oprimidos por la crisis política, social y económica que afecta a Venezuela. El sistema político imperante persigue a los actores opositores que adversan al régimen.

Por otra parte, las equivocadas medidas económicas han llevado a que millones de venezolanos tengan que salir del país buscando mejor calidad de vida. La falta de inversión tanto nacional como internacional ha llevado a la industria, en distintos sectores, a mermar de manera dramática, lo que ha incidido notablemente en el desempleo.

Hasta los momentos, según Acnur, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, más de 4 millones de venezolanos han atravesado la frontera en búsqueda de nuevas formas de subsistencia. Entre los países más afectados por esta migración venezolana se encuentran Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina. Sin embargo, algunos otros países como España, Portugal o los Estados Unidos también tienen una presencia importante de venezolanos.

 

Compartir en: