Los tachirenses amanecieron este miércoles en medio de un despliegue inusual de seguridad debido a la visita del segundo a bordo del Psuv, Diosdado Cabello, situación que generó malestar en la ciudadanía.

Acordonadas y con piquetes antimotines amanecieron las vías adyacentes al gimnasio cubierto de San Cristóbal, lugar donde Cabello realizó su acto político del Psuv.

A escasos metros del despliegue de seguridad, desde hace varios días permanecen ciudadanos en las interminables colas para poder abastecer de combustible.

Muchos aprovecharon para enviarle un mensaje a Cabello.

«En vez de venir a realizar un show, venga y vea las colas; venga y vea cómo su régimen nos humilla y somete a vivir en desidia. Aquí en el Tachira somos castigados. Mientras en Caracas y Valencia tienen gasolina nosotros tenemos 20 años padeciendo esta crisis», indicó Carlos González, comerciante.

Le recordaron que el estado está sumido en el abandono: sin gas, sin energía eléctrica, sin combustible, sin medicinas ni comida.

Los ciudadanos mostraron indignación frente a la visita del funcionario chavista y lamentaron que la seguridad sea exclusivamente para él.

«Este poco de policías y militares es solo para cuidar a Diosdado Cabello. ¿Por qué tendrá tanto miedo, me pregunto? Porque sabe que este pueblo no lo quiere porque el es culpable del desastre y del caos que vivimos. Ellos acabaron con Venezuela», apuntó Carmen Castillo enfermera.

Señalaron que a diario en las colas de las estaciones de servicio se registran robos y asesinatos y no hay ni un policía en la calle.

Heberto Mora, quien estaba desde este martes en la cola para surtir, señaló que se siente triste y con rabia e indignación.

«Lo que le podemos decir al señor Diosdado es que deje de ser farsante y mentiroso… Venga a las bombas y vea la crisis. Vea la realidad, no hay gas, gasolina y se nos va la luz tres veces al día al menos por tres horas», apuntó Mora.

Los tachirenses también le pidieron que visite los hospitales y centros de salud, donde no hay insumos ni personal para atender a los enfermos.

«¡Debería darle pena estar en el Táchira, gastando dinero moviendo autobuses y milicianos, mientras la gente busca comida en la basura! Las calles están llenas de huecos y la frontera está llena de mafias, anarquía y un ambiente deprimente», exclamó Pedro Caicedo, taxista.

Indicaron que la visita de Cabello no le aporta ningún tipo de beneficios a los tachirenses y que cuando se retire se acaba la seguridad, siguen los robos, el drama y la tragedia.

 

Redacción Curadas.

Compartir en: