Corte Suprema (STF) emitió un fallo este jueves que pudiera terminar con el arresto del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, arrestado desde 2018. Pudiera salir en libertad a partior desde este viernes ya que requieren ciertos procedimientos para su liberación.

El Tribunal dictaminó que el acusado condenado por la segunda instancia de justicia no puede comenzar a cumplir una sentencia de inmediato (lo que también se conoce como ejecución provisional de la sentencia). A partir de ahora, solo puede ser arrestado después de la llamada «cosa juzgada», que es el final del proceso, cuando se agotan todas las posibilidades de apelaciones en los tribunales superiores. El puntaje fue de 6 votos contra el encarcelamiento después de la segunda ocasión y 5 en contra.

Sentenciado a más de 8 años de prisión por el STJ (Tribunal Superior de Justicia) por el caso del triplex Guarujá, Lula ha estado encarcelada desde abril de 2018 en la Superintendencia de la Policía Federal en Paraná. Esta demanda aún no es definitiva: las apelaciones presentadas por la defensa están bajo consideración por la corte. Por eso, si el Tribunal Supremo decide el jueves que el arresto después de la condena en segunda instancia es inconstitucional, Lula debe ser liberado de la cárcel y tiene derecho a esperar el final del proceso en libertad.

Tampoco se ha condenado definitivamente a Lula en ninguno de sus otros casos judiciales, incluido el caso del sitio de Atibaia, y no hay una solicitud de prisión preventiva contra él.

Lula Da Silva era uno de los presidentes de sudamérica que , con Hugo Chávez, Cristina Fernandez (de Argentina), Evo Morales (de Bolivia) entre otros como Ortega (de Nicaragua) conformaron el bloque socialista que pretendía cambiar los parámetros políticos en el continente. Sin embargo, la corrupción, la malversación de fondos y hasta el narcotráfico ha llevado a que este movimiento mermara poco a poco.

Redacción Curadas.

Compartir en: