Roma: La ciencia transcribe diez mil años de historia escritos en ADN
Roma: La ciencia transcribe diez mil años de historia escritos en ADN

Roma: La ciencia transcribe diez mil años de historia escritos en ADN

/
1 minuto de lectura

Un estudio ha revelado la dinámica historia de la población de Roma, desde el Mesolítico hasta los tiempos modernos, mediante un registro genético de ADN

El rapto de las Sabinas es un episodio mitológico que trata de explicar un capítulo de los orígenes de Roma, la Ciudad Eterna. Allí, los romanos capturan a las mujeres de la tribu de los sabinos, llegando a enfrentarse con sus esposos y padres.

Parece que al mezclar su sangre con la de esta gente consiguen una parte del vigor con el que los romanos sentaron los pilares de un imperio que se extendió por tres continentes y que existió durante cerca de dos milenios, hasta la caída de Constantinopla, en 1453.

Pero ni la mitología ni la historia pueden explicar con precisión quiénes son exactamente los protagonistas de esta epopeya.

¿Quiénes vivieron en Roma, incluso antes de que se fundara la ciudad? ¿Cómo recibió la urbe a los pueblos incorporados al imperio, cuando este asentamiento alcanzó una población de un millón de habitantes?

Ahora, un estudio que se acaba de publicar en la revista «Science» ha realizado un profundo análisis del ADN antiguo para revelar la procedencia de un sinfín de generaciones de romanos.

Los autores han estudiado el material genético de 127 personas procedentes de 29 yacimientos que engloban un periodo de más de 12.000 años.

«Esta es la primera vez en que una investigación de ADN antiguo se centra en Roma, y es la primera en estudiar los cambios ocurridos en esa metrópolis tan importante»

Explica Ron Pinhasi, investigador de la Universidad de Viena (Austria) y coautor del estudio junto a científicos de las universidades de Stanford (EEUU) y Sapienza (Italia).

Los investigadores han recurrido a técnicas de secuenciación de próxima generación, que permiten «leer» pequeños fragmentos de material genético, recuperados de los huesos de individuos enterrados hace muchos siglos, y hacer estudios de poblaciones.

De esta forma, han podido comparar a los romanos con otros grupos, y observar una serie de flujos de población importantes.

Resumiendo, en Roma ocurrieron dos grandes migraciones muy antiguas y un número de cambios menos drásticos en épocas más recientes.

Así han averiguado que cuando el imperio romano estaba en su apogeo, los habitantes de Roma eran muy similares a las personas que hoy viven en la cuenca del Mediterráneo y en Oriente Medio.

 

Siga leyendo este interesante estudio en  ABC ciencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog