El Manchester City cae una y otra vez en la trampa de Anfield. Los frenéticos inicios ‘reds’ les avasallan aunque salten al césped de Merseyside en alerta máxima.

No hay táctica ni piezas que pueda colocar Pep Guardiola para que no se le atraganten los vertiginosos arranques rojos. Se ahogan en las puestas de largo bajo The Kop.

El Liverpool abre brecha desde que suena el ‘You’ll never walk alone’. En Champions, en Premier… los ‘citizens’ comienzan siempre por detrás, con una montaña por escalar (3-0 a los 31 minutos en los cuartos de la Champions 2018) y con un imposible por remontar.

Un guion soñado para Klopp y maldito para los ‘citizens’ que se volvió a repetir.

Así fue el 1-0 de Fabinho

 

El líder, agigantado por su arranque casi perfecto y por el ritmo infernal de sus piezas, arrolló (3-1) al City dejándole en la cuarta plaza y a nueve puntos de la cima. Guardiola toca fondo en Anfield (es el estadio en el que más veces ha perdido (cuatro) aumentando su leyenda negra frente a Klopp. Nadie le ha ganado tantas veces (nueve). El alemán le ha quitado el puesto a Mourinho como el ‘enemigo número 1’ de Pep. Ya es su kryptonita.

 

Así fue el 2-0 de Salah

 

El Liverpool no hace prisioneros. Devorador de campeones y de ‘cocos’, los ‘reds’ no fallan en los grandes choques en una guarida en la que lleva ¡46 partidos! sin perder en Liga.

Todos los rivales se empequeñecen acorralados por el empuje local. Y el City, campeón de los cuatro títulos ingleses el curso pasado y ganador de las dos últimas Premier de récord, no es inmune a este virus.

El ‘Pool’ es un tsunami que deja en papel mojado cualquier plan. Con el City mermado por sus bajas (Ederson, Silva, Laporte…) y obligado a vencer en un estadio en el que no gana en Premier desde 2003, el Liverpool, puro fuego, se puso 2-0 a los 13 minutos

 

Vía FOX

Compartir en: