¿Por qué  aparecen las manchas seniles? ¿Debo preocuparme?

Las manchas en la piel son comunes al pasar de los años. También se les conoce como manchas seniles porque son muy frecuentes en adultos mayores de 50 años. Sin embargo, también pueden aparecer en personas más jóvenes, especialmente, si pasan mucho tiempo al sol. A continuación encontrarás los síntomas, la prevención y las razones que pueden llevarte a consultar con médico.

También te puede interesar: ¿Por qué se te olvidan las cosas? o La importancia de un régimen equilibrado

Las manchas seniles

También llamadas «manchas cutáneas» y «lentigos solares», son zonas pequeñas oscuras en la piel. Su tamaño varía y, por lo general, aparecen en el rostro, las manos, los hombros y los brazos —las zonas que están más expuestas al sol—.

Las manchas seniles pueden parecer tumores cancerosos. No obstante, las verdaderas manchas seniles son inofensivas y no necesitan tratamiento. Por cuestiones estéticas, las manchas seniles pueden aclararse con productos blanqueadores para la piel o eliminarse.

Puedes prevenir las manchas seniles usando filtro solar regularmente y evitando la exposición al sol.

Síntomas

Los lentigos solares  pueden afectar a personas con cualquier tipo de piel, pero son más frecuentes en personas con piel clara. 

Manchas seniles: Se producen en la piel que ha estado más expuesta al sol a lo largo de los años, como el dorso de las manos, los empeines, el rostro, los hombros y la parte alta de la espalda.

Las manchas cutáneas pueden tener desde el tamaño de una peca hasta alrededor de 1/2 pulgada (13 milímetros) de ancho, y pueden agruparse, lo cual hace que sean más prominentes.

Cuándo consultar al médico

Las manchas seniles generalmente son inofensivas y no requieren atención médica. Pídele al médico que observe las manchas oscuras o aquellas cuyo aspecto ha cambiado. Estos cambios pueden ser signos de melanoma, un tipo grave de cáncer de piel.

Lo ideal es que un médico evalúe cualquier cambio nuevo en la piel, en particular, si una mancha tiene las siguientes características:

  • Tiene pigmentación oscura
  • Aumenta de tamaño con rapidez
  • Tiene un borde irregular
  • Tiene una combinación de colores inusual
  • Está acompañada de picazón, enrojecimiento, sensibilidad o sangrado
  • Solicite una Consulta en Mayo Clinic

Causas

Las manchas seniles se producen como resultado de la hiperactividad de las células de pigmentación. La luz ultravioleta (UV) acelera la producción de melanina. En las partes de la piel que tienen años de exposición solar frecuente y prolongada, las manchas seniles aparecen cuando la melanina «se amontona» o se produce en concentraciones altas.

El uso de lámparas de bronceado comerciales y camas solares también puede contribuir a la aparición de manchas seniles.

Prevención

Para ayudar a prevenir las manchas seniles y manchas nuevas después del tratamiento, sigue estos consejos para limitar tu exposición al sol:

  • Evita el sol entre las 10 a. m. y las 2 p. m. Dado que los rayos del sol son más intensos durante esas horas, intenta programar las actividades al aire libre para otros momentos del día.
  • Usa protector solar. Entre quince y treinta minutos antes de salir al aire libre, colócate un protector solar de amplio espectro que brinde protección contra los rayos UVA y UVB. Usa un protector solar que tenga un factor de protección solar mínimo de 30. Colócate abundante cantidad de protector solar, y vuelve a aplicarlo cada dos horas —o con más frecuencia si estás nadando o transpirando—.
  • Cúbrete. Para protegerte del sol, usa prendas de tejido ajustado que tapen los brazos y las piernas, así como un sombrero de ala ancha, que brinda mayor protección que una gorra de béisbol o que una visera.
  • Considera usar prendas especialmente diseñadas para protegerte del sol. Busca prendas cuyas etiquetas indiquen que tienen un factor de protección ultravioleta entre 40 a 50 para obtener la mejor protección.

Algunos tratamientos caseros en  MejorconSalud

Fuente MayoClinic 

Compartir en: