Está claro: el cambio climático afecta y seguirá afectando la salud

/
2 minutos de lectura

El cambio climático afectará la salud mundial, y los países no están preparados para ello

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de la falta de medios para combatir las consecuencias que el cambio climático tendrá en los próximos años para la salud de las personas. Y eso a pesar de que los países están cada vez más concienciados sobre la necesidad de combatir la emergencia climática.

Menos del 10% de los países puede hacer frente a la totalidad del coste sanitario

Según los datos barajados por la organización internacional, obtenidos a través de una macroencuesta en 101 países y titulada 2018 WHO Health and Climate Change Survey Report, a pesar de que en la actualidad hasta dos tercios de las contribuciones de cada país con respecto al Acuerdo de París mencionan la salud y que el sanitario es uno de los cinco sectores más afectados por la emergencia climática, ello no se ha traducido en un aumento de los apoyos financieros que el sector necesita.

La organización alerta de que es preocupante de «únicamente el 38% de los encuestados cuente con los recursos financieros necesarios para ejecutar, aunque solo sea parcialmente, una estrategia nacional a nivel sanitario, y menos del 10% destine recursos suficientes para su plena ejecución».

«El cambio climático no es solo una factura que deberán pagar las generaciones venideras, sino que se está pagando ya ahora a través de la salud de las personas», afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud en un comunicado, en el que advirtió que abordar las políticas sanitarias necesarias para atajar la emergencia climática «es un imperativo moral que los países dispongan de los recursos necesarios para luchar contra esta emergencia y salvaguardar la salud actual y futura».

Menos de la mitad de los países cuenta con planes en materia de salud

Entre otros datos destacables, la encuesta de la OMS desvela que solo «el 48% de los países han llevado a cabo una evaluación de los riesgos climáticos para la salud pública, entre los que destacan el estrés térmico, los casos de lesiones causadas por fenómenos meteorológicos extremos, así como las enfermedades de transmisión vectorial, alimentaria o hídrica, como pueden ser el cólera, el dengue o el paludismo.

Sin embargo, según reza el informe, alrededor del 60% de estos países informa de que los resultados de las  evaluaciones han tenido poca o ninguna influencia sobre la asignación de recursos humanos y financieros para cumplir con las prioridades.

La solución a este problema, según la Organización Internacional de la Salud, es que los temas relacionados con esta disciplina se incorporen en los planes nacionales e internacionales destinados a atajar los efectos del cambio climático.

 

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en  NATIONAL GEOGRAPHIC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog