Los primeros secretos del Sol son develados por la Sonda Solar Parker
Los primeros secretos del Sol son develados por la Sonda Solar Parker

Los primeros secretos del Sol son develados por la Sonda Solar Parker

/
2 minutos de lectura

Ondas gigantes solitarias en el viento solar, campos magnéticos que se doblan, vientos lentos que surgen en las zonas ecuatoriales de nuestra estrella y nuevos datos sobre sus energéticas partículas.

Estos son algunos de los primeros resultados que ofrece la misión Parker Solar Probe de la NASA tras sus primeras aproximaciones al Sol.

La misión Sonda Solar Parker de la NASA despegó en agosto de 2018 rumbo al Sol

Durante miles de millones de años, el Sol ha ocultado sus secretos en una vorágine de energía denominada corona solar. Este escudo revuelto de plasma magnetizado a millones de grados, tremendamente caliente y ultraviolento en ocasiones, es una región que ninguna nave espacial se ha atrevido a explorar hasta ahora.

Cuatro estudios publicados en la revista Nature describen los primeros datos de la Sonda Solar Parker, una misión sin precedentes que ha logrado volar cada vez más cerca del Sol —tres veces hasta la fecha— y probar su aliento coronal. Estos acercamientos están resolviendo algunos misterios solares y revelan un auténtico tesoro de hallazgos inesperados.

«Hace cosas que ninguna sonda ha hecho jamás. Tengo ganas de ver qué hay por venir», afirma Sarah Gibson, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica.

Estas observaciones íntimas desentrañarán acertijos básicos de la física solar y podrían ayudarnos a predecir mejor las dañinas erupciones solares dirigidas hacia la Tierra. Estas peligrosas nubes de partículas extremadamente cargadas, denominadas eyecciones de masa coronal, producen auroras relucientes que pueden brillar hasta en los cielos de latitudes medias, pero también pueden perjudicar los satélites de comunicaciones y las redes eléctricas y resultar letales para los astronautas.

«Cuando se piensa en los riesgos del espacio, la gente suele imaginarse el meteoro que mató a los dinosaurios. Pero si un fenómeno de meteorología espacial enorme noquea afecta a nuestra tecnología, supone un riesgo mucho mayor hoy en día», afirma David McComas, de la Universidad de Princeton y autor de uno de los estudios.

Una misión para probar el Sol

La Sonda Solar Parker, lanzada en agosto de 2018, hizo su primer sobrevuelo solar en noviembre de aquel año. En su misión de siete años, la sonda pasará junto al sol 24 veces, aproximándose cada vez más hasta que se acerque a 6,4 millones de kilómetros de la superficie solar.

La sonda, que transporta cuatro instrumentos, vuela por la corona solar, tomando mediciones de la atmósfera del astro e intentando husmear el origen del viento solar, las corrientes de partículas cargadas que libera el Sol sin cesar. Acercarse tanto al Sol es fundamental, ya que la sonda puede tomar muestras del viento solar crudo y prístino que no podemos estudiar desde la Tierra con tanta facilidad.

«Una vez llega hasta nosotros, ha evolucionado. Ha cambiado, ha sido procesado, gran parte de la estructura y de los aspectos que podrían revelarnos cómo se originó se han diseminado o pulido. La Parker está sumergiéndose donde aún es joven y lo observa donde aún es reciente», explica Gibson sobre el viento solar.

Los científicos ya saben que las ráfagas supersónicas más impetuosas se originan en agujeros fríos y magnéticos de la corona solar. Pero el origen del viento solar más lento y denso es un misterio. Lo mismo ocurre con la atmósfera insondablemente caliente del Sol. Aunque la superficie de la estrella arde a unos 5500 grados Celsius relativamente fríos, la corona superior arde a un millón de grados.

«El Sol debe de estar liberando energía adicional que no vemos. En realidad tiene que deshacerse de esa energía. Así que debemos encontrar algún mecanismo para expulsar energía al espacio antes de depositarla», afirma Justin Kasper, de la Universidad de Míchigan y autor de uno de los estudios.

 

Continúe leyendo sobre este interesante estudio en NATIONAL GEOGRAPHIC

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog