Conozca a Fridtjof Nansen, el primer noruego en atravesar Groenlandia
Conozca a Fridtjof Nansen, el primer noruego en atravesar Groenlandia

Conozca a Fridtjof Nansen, el primer noruego en atravesar Groenlandia

4 minutos de lectura

Fridtjof Nansen es considerado una de las personalidades más importantes de la historia de Noruega

Quedarse atascado durante casi tres años en los territorios remotos del Ártico, junto a una tripulación de 13 hombres, podría ser para muchos una auténtica calamidad. Pero para el explorador noruego Fridtjof Nansen, solo era el resultado preciso de lo que tenía planeado desde que había salido de su país.

Y por esa expedición, una de las primeras en territorio ártico, Nansen se convertiría en un héroe en Noruega. Y en el mundo entero.

Debido a sus largas travesías por ambos polos también recorrería luego Antártica, el noruego estableció los procedimientos logísticos para la exploración en estas zonas remotas en la era moderna.

Pero no fue su única hazaña: Nansen fue también oceanógrafo, zoólogo, diplomático y neurólogo.

Y por sus actos humanitarios en particular, la repatriación de casi un millón de prisioneros de guerra después de la primera Guerra Mundial recibió el premio Nobel de la Paz, en 1922.

«Fue una fuerza de la naturaleza, que se destacó en varios campos, no solo en el científico sino también en el de la exploración del planeta y como estadista, e intentó ayudar a consolidar el proyecto de la Liga de Naciones que se creó tras el fin de la primera Guerra Mundial», le dijo a la BBC el historiador Robert Marc Friedman, profesor de la Universidad de Oslo.

Pero ¿cómo se convirtió el nombre de Nansen en sinónimo de heroísmo en su país y en gran parte de Europa?

Todo fue por un accidente.

La exploración

Fridtjof Nansen, quien nació en la ciudad de Bergen, la segunda más poblada del país en 1861, era un estudiante de zoología que se había destacado por su estudio del sistema nervioso de los animales marinos.

Hasta que decidió convertirse en explorador. Y decidió explorar uno de los lugares más inhóspitos del planeta.

«Nansen era un excelente deportista, especialmente buen esquiador, y esas cualidades le sirvieron cuando decidió incursionar en el Polo Norte», le dijo a la BBC el explorador Paul Rose.

El noruego lo fue haciendo por pasos. Entre agosto y octubre de 1888, recorrió Groenlandia a pie ayudado por unos esquíes especialmente diseñados por él.

Fue una proeza mayor, teniendo en cuenta las dificultades de los terrenos y las bajas temperaturas y que era la primera persona en lograrlo.

«Tuvo que cambiar varias veces su ruta, subir hacia la parte más congelada de Groenlandia para lograrlo. Pero lo que vivió allí le permitió diseñar lo que sería su gran proeza: la travesía del Fram», le explicó a la BBC Carl Emil Vogt, investigador del Centro Noruego del Holocausto y experto en la vida de Nansen.

Tras su regreso de Groenlandia, fue recibido con honores y su nombre comenzó a resonar en la sociedad noruega. Además, escribió dos libros: «La primera travesía de Groenlandia» y «La vida de los esquimales».

Para varios expertos, el éxito de Fridtjof Nansen en Groenlandia se debió a varios factores que marcarían la forma en que luego se llevaron a cabo las exploraciones, no solo la que él mismo hizo en el Ártico sino las que otras personas como su compatriota Roald Amundsen, líder de la primera llegada del hombre al Polo Sur emprendieron tiempo después.

«Llevó mucho menos equipaje que los grupos que lo habían intentado antes, así como una vestimenta mucho más ligera, que fue diseñada especialmente para esa expedición», anotó la periodista Marit Fosse, quien escribió una biografía sobre el explorador noruego.

«Además, todos los miembros del equipo sabían esquiar y entre ellos había dos sami, que es la tribu que habita la región norte de algunos países nórdicos. De ellos y de los inuit en Groenlandia aprendió muchas habilidades para sobrevivir en el hielo», agregó.

El Fram

El siguiente objetivo de Nansen fue convertirse en el primer hombre en llegar al Polo Norte. Algo que nadie había conseguido y para lo que él tenía un plan.

De acuerdo a Fosse y otros expertos, una de las cosas que advirtió Nansen durante su viaje por Groenlandia es que se podía navegar por el hielo.

O sea, en vez de atravesar el terreno por una ruta predeterminada, la manera más efectiva era dejarse llevar por la corriente del hielo.

De hecho, el propio Nansen señaló que «el movimiento del hielo es tan fuerte y tan rápido como el de una embarcación impulsada por el viento».

«En su exploración en Groenlandia, vio restos de una embarcación estadounidense que había naufragado en el mar de Siberia», explicó Fosse.

«Nansen estaba convencido de que esa era la forma más precisa para llegar al Polo Norte. Y para eso necesitaba diseñar y construir un barco que lograra resistir la presión del hielo, que era lo que había destruido otros barcos antes», agregó.

El explorador noruego concluyó que una embarcación construida de la forma correcta, con un casco duro y redondeado, se movería hacia arriba a medida que el hielo a su alrededor hiciera presión, y de ese modo se elevaría sobre la superficie para evitar la destrucción.

«Creo que si prestamos atención a las fuerzas de la naturaleza existentes, y buscamos trabajar con ellas y no en contra de ellas, encontraremos el método más fácil y seguro para llegar al Polo Norte», escribió en su diario.

Entonces, después de conseguir los recursos necesarios, construyó el Fram («adelante», en noruego) y en 1893 comenzó su travesía con el objetivo de llegar al Polo Norte por primera vez en la historia.

 

Continúe leyendo esta interesante historia en  BBC MUNDO

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog