El segundo viajero interestelar es captado por el Hubble
El segundo viajero interestelar es captado por el Hubble

El segundo viajero interestelar es captado por el Hubble

/
1 minuto de lectura

El telescopio espacial Hubble captó nuevas imágenes del cometa interestelar Borisov.

El pasado 30 de agosto, el astrónomo ucraniano Gennady Borisov descubrió el segundo viajero interestelar después de Oumuamua, un cometa venido de otro sistema solar. Este visitante, bautizado como 2I/Borisov, llegó a su máximo acercamiento al Sol (el perihelio) el pasado 8 de diciembre.

Este jueves, la NASA y la ESA han publicado una serie de fotografías de 2I/Borisov adentrándose a gran velocidad en las profundidades del espacio, a una velocidad de alrededor de 175.000 kilómetros por hora (que le convierten en uno de los cometas más rápidos). Las imágenes han sido tomadas a la distancia mínima posible, lo que ha permitido obtener nuevos detalles sobre su movimiento y sus dimensiones, aunque se espera que sea visible durante unos cuantos meses más.

«Sorprendentemente, las imágenes del Hubble muestran que el núcleo –el cuerpo del cometa– es 15 veces más pequeño que lo que las anteriores investigaciones sugerían», ha dicho en un comunicado David Jewitt, investigador de la Universidad de California en Los Ángeles. «El radio es menor de medio kilómetro».

Este dato es relevante, según Jewitt, porque ayuda a determinar el número y la masa de este tipo de objetos en el sistema solar y en la Vía Láctea. Curiosamente, a pesar del reducido tamaño del cuerpo del cometa, su cola alcanza decenas de miles de kilómetros de largo, varias veces más que el diámetro de nuestro planeta.

La imagen permite observar una cabellera de polvo expulsado por el cometa en respuesta al embate de la radiación solar, que es capaz de causar la sublimación del hielo del núcleo del cometa.

Este cometa y su predecesor, Oumuamua, son los primeros objetos interestelares detectados en nuestro sistema solar, pero se sospecha que miles de ellos podrían adentrarse en sus dominios cada año. En el futuro, las agencias espaciales de todo el mundo esperan poder llevar a cabo misiones para interceptar y estudiar a estos cuerpos. Por el momento, la mayoría de los telescopios actuales no tienen la capacidad de poder avistar objetos tan poco brillantes en el cielo.

 

Tomado de  ABC ciencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog