El Barcelona ya ‘juega’ el Clásico

1 minuto de lectura

Indignación azulgrana mayúscula contra la actuación arbitral en el partido contra la Real Sociedad en Anoeta.

Los culés no entienden que Alberola Rojas no viera penalti en una acción sobre Gerard Piqué ni, sobre todo, que el VAR no interviniera.

El malestar es tan grande que Josep Maria Bartomeu enviará en las próximas horas una queja formal a Luis Rubiales, presidente de la RFEF, pidiéndole explicaciones.

El Clásico llega en un ambiente caldeado. Los árbitros no sólo están en el punto de mira de la institución azulgrana, también lo están en el del Real Madrid: ya que en el club blanco no ha gustado la designación de Hernández Hernández.

El enojo con el arbitraje en Anoeta es más que destacado en la entidad culé. Jugadores, directivos y hasta Ernesto Valverde lamentaron lo sucedido en el minuto 92: Gerard Piqué cayó dentro del área tras un agarrón de Llorente y un empujón de Mikel Merino. Pero ni el colegiado Alberola Rojas aprecia nada ni tampoco interviene el VAR, en el que está Gil Manzano.

Sergio Busquets, al que le señalaron en la primera mitad un penalti por agarrar a Llorente, no dudó en expresar su malestar: «En el primer penalti le puedo agarrar, pero si pones el listón ahí, va a ser difícil… Y la acción de Gerard es la muestra, porque es más clara que la mía. Tendría que haberla visto el árbitro, y tampoco sé el porqué no la revisa el VAR. Es difícil saber el motivo, ya que no hacen valoraciones». En la misma línea se manifestó Frenkie de Jong: «Si pitas penalti en la primera acción, hay que pitar el de Piqué»

 

Vía MARCA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog