Victorias en dictadura

/
1 minuto de lectura

Las victorias en dictadura no son poca cosa, sobre todo cuando se enfrenta a un régimen criminal. Un régimen que es capaz de todo para imponerse, incluso cuando es derrotado.

Los venezolanos deberíamos a estas alturas saberlo muy bien, después de la represión, la manipulación es el instrumento por excelencia de los totalitarismos.

A través del control de la información y de las emociones nos hacen creer que somos tan débiles que ni ganando somos dueños de nuestras victorias, ni mucho menos capaces de celebrar nuestras alegrías.

A veces, sin querer, caemos en el hueco en el que la dictadura quiere que nos enterremos, abatidos y convencidos que frente a la violencia y la barbarie no hay nada que hacer más que entregarse, rendirse o replegarse a la vida privada.

Muchos venezolanos después de varios meses habían elegido esta última opción, un mecanismo de aislamiento que busca garantizar la supervivencia frente a un entorno complejo, pero que al final de cuentas no nos salva de volver al punto de inicio, a ese donde tenemos que enfrentarnos de nuevo a la realidad.

Lo que muchas veces no entendemos es que nuestra fortaleza frente a la dictadura madurista ha sido y será siempre nuestra resistencia. Ningún pueblo aguanta tamaña destrucción, tanta devastación en todos los ámbitos de la sociedad y puede sobrevivir para contarlo, pero lo más valioso de nuestro testimonio, es que sobrevivimos de pie. Solo nosotros sabemos lo que hemos tenido que sacrificar y luchar.

Algún día no muy lejano, todo lo que hicimos para recuperar nuestra democracia, nuestra país y nuestra idiosincrasia será ejemplo para aquellos que también vean su libertad amenazada.

Digo que seguimos de pie porque no hay duda que es la mayoría del país la que no se doblega y aunque algunos tengan precio, son millones los que valen mucho más que un saco de dólares, porque valen por su integridad, por su honradez, por sus valores, por ser sinónimo de resiliencia.

 

Vía RunRun.es

2 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog