La empresa dueña del Miami Herald, The Kansas City Star y docenas de periódicos en todos Los Estados Unidos se declararon en bancarrota, según información de Infobae.

McClatchy Co. anunció que sus 30 salas de redacción locales funcionan como de costumbre y con total normalidad, mientras aprueban el plan de reestructuración bajo la protección de bancarrota del Capítulo 11.

Los ingresos del cuarto trimestre del año de McClatchy terminaron en USD 183.9 millones, un 14% menos que el año anterior, por lo que se prevé que sus ingresos totales hayan disminuido un 12,1% respecto al año anterior.

El anuncio vaticina una mayor reducción de costos y de personal para uno de los principales actores del periodismo local estadounidense, en un momento en que la mayoría de las redacciones hacen grandes sacrificios y se esfuerzan para cubrir sus comunidades con presupuestos cada vez menores.

Alrededor del 20% de todos los periódicos estadounidenses han cerrado desde 2004, según un informe reciente de PEN America. El sector ha eliminado aproximadamente un 47% de sus empleos, reseñó Infobae.

Kevin McClatchy, presidente de la compañía, quien lleva el nombre de su familia desde la época de la Guerra Civil estadounidense, lamentó la situación, pero reafirmó su compromiso con el deber informativo que cumple el periodismo en la actualidad.

«Si bien esto es obviamente un hito triste después de 163 años de control familiar, McClatchy sigue siendo una compañía operativa sólida y comprometida con las noticias e información locales esenciales.»

McClatchy, ratificó su deseo por continuar, pese a las restricciones económicas del medio de comunicación.

Tras la bancarrota, la compañía se debate entre los costos de las pensiones. En enero firmó un acuerdo con Pension Benefit Guaranty Corp. que le permitió saltarse un pago mientras continuaban las conversaciones para que la agencia se hiciera cargo del plan de USD 1.375 millones.

 

@rocafranc

Curadas

Compartir en: