El desplome de los precios del crudo afecta negativamente a Venezuela

/
1 minuto de lectura

La epidemia de coronavirus no sólo tuvo una enorme influencia en la economía global, sino que también provocó la guerra de precios que desató la OPEP tras la ruptura con Rusia, provocando el desplome de la cotización del barril en un 30%, la mayor desde la Guerra del Golfo en 1991.

Según el periodista Víctor Salmerón, la situación agrava la crisis venezolana que ya viene de capa caída ante las constantes sanciones de EEUU hacia la estatal PDVSA y sus clientes comerciales.

«Las exportaciones de petróleo proveen más de dos tercios de los dólares que ingresan a Venezuela, por lo tanto, el desplome en el precio del barril activa una cadena de eventos negativos: menos dólares para importar alimentos, medicinas o materias primas en una economía que se ha miniaturizado tras seis años consecutivos de recesión y una hiperinflación que redujo la capacidad de consumo de la población», señaló Salmerón.

Para José Toro Hardy, exdirector de PDVSA, otro de los factores que puede influir de manera negativa en Venezuela es la caída en los precios que cambia todo el tablero.

«El 60% del petróleo que venía exportando Venezuela lo compraba Rosneft y seguramente va a perder interés en sus operaciones con este país porque la prioridad para ellos pasa a ser la comercialización de la producción de petróleo de Rusia».

El experto petrolero aseguró además que «al frenarse las exportaciones la producción de petróleo de Venezuela tendrá que ser más acentuada porque no hay donde almacenar petróleo, están copados los tanques de almacenamiento, entonces la caída del ingreso de divisas puede llegar a niveles no imaginados, el impacto puede ser muy severo».

Según Síntesis Financiera, una de las principales consultoras del país, explicó en su informe El Tesorero que «los ingresos por exportaciones petroleras en 2020 podrían caer hasta 4500 millones de dólares, desde 13800 millones en 2019″, luego de los últimos acontecimientos.

Añade que en medio de las sanciones a PDVSA, el descuento que exigiría Rosneft Trading para continuar comercializando el petróleo venezolano y la guerra de precios que se ha desatado en 2020,» Venezuela cobraría por sus reducidas exportaciones «un promedio de 16,7 dólares por barril, mientras que en 2019 obtuvo un promedio de 40,14 dólares por barril».

@rocafranc /La Patilla / Infobae

Curadas

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog