Científicos disparan una pequeña bala de cañón contra un asteroide
Científicos disparan una pequeña bala de cañón contra un asteroide

Científicos disparan una pequeña bala de cañón contra un asteroide

/
1 minuto de lectura

La nave espacial Hayabusa2, de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, disparó una bala de cañón de cobre un poco más grande que una pelota de tenis contra un asteroide cercano a la Tierra llamado Ryugu, para conocer su composición

Casi un año después, los científicos han tenido la oportunidad de analizar los datos, capturados por las cámaras de la nave espacial, para obtener más información sobre este asteroide, a unos 313 millones de kilómetros de distancia.

La sonda Hayabusa2 desplegó un pequeño impactador de mano, un dispositivo lleno de explosivos plásticos, destinado a hacer estallar un cráter artificial en el asteroide.

Después de desplegar el impactador desde la órbita del asteroide, la Hayabusa2 se movió a una distancia segura del sitio de la explosión, según la Agencia.

También lanzó una pequeña cámara llamada DCAM3 para capturar la detonación tal como ocurrió. La cámara flotaba a 0,8 kilómetros de distancia.

Los investigadores ahora saben que el impacto creó un cráter de casi 10 metros de ancho en la superficie del asteroide, según un nuevo estudio. Envió una columna de material al impacto, que la cámara pudo capturar en detalle.

El estudio fue publicado en la revista Science, el jueves. Un estudio adicional sobre la composición del asteroide fue publicado, el lunes, en la revista Nature.

El cráter dejado es como un semicírculo, que incluye un borde elevado, un hoyo central y un patrón asimétrico de material expulsado, según los investigadores. Creen que el patrón asimétrico podría deberse a una roca más grande debajo del cráter.

Según el material liberado por el impacto, los investigadores también creen que el Ryugu incluye material similar a la arena suelta en la Tierra.

La cortina de eyección, o columna de material creada por el impacto, nunca se separó por completo de la superficie, según el estudio. Los investigadores piensan que esto se debió a la gravedad del asteroide.

El Ryugu es un asteroide oscuro en forma de trompo que mide aproximadamente 900 kilómetros de ancho. La superficie está cubierta de rocas. También es increíblemente seco.

Las fotos capturadas por la nave espacial han revelado una distribución uniforme de rocas oscuras y rugosas, así como aquellas que son brillantes y lisas. Los científicos creen que hay dos tipos de material en el asteroide porque probablemente se formó a partir de los escombros sobrantes después de que su cuerpo matriz fue golpeado.

 

Continúe leyendo esta interesante noticia y no deje de ver el video en  CNN

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog