FMI y BM advierten inminente recesión que necesitará de solidaridad mundial

/
1 minuto de lectura

El Fondo Monetario Internacional (FMI), y el Banco Mundial (BM), advirtieron sobre la inminente recesión global que se avecina, «podría ser peor que la pasada», e hicieron un llamado a la unidad y la solidaridad mundial en una reunión telefónica de los ministros de Finanzas del G20.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, destacó en la reunión la fuga de capitales que se ha registrado en los mercados emergentes ante la crisis por el coronavirus, e indicó que si los costos humanos de la pandemia del coronavirus ya son «inconmensurables», la recesión mundial que hay en ciernes «al menos será tan mala, o peor, que la crisis financiera mundial» que estalló en 2008.

«Todos los países necesitan trabajar juntos para proteger a las personas y limitar el daño económico. El tema principal de la reunión de hoy de los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20 fue que este es un momento para la solidaridad», señaló la mayor autoridad del FMI.

Tras anticipar la recesión de la economía mundial, el presidente del Banco Mundial (BM), David Malpass, pidió una moratoria del pago de la deuda oficial de los países más pobres y vulnerables, y dijo que la prioridad ahora es «proporcionar una respuesta rápida» e implementar reformas que ayuden a acortar el tiempo de recuperación y «crear confianza en que esa recuperación puede ser fuerte».

«Los países deben avanzar rápidamente para impulsar el gasto en salud, fortalecer las redes de seguridad social, apoyar al sector privado y contrarrestar la interrupción del mercado financiero», destacó Malpass.

Tanto Georgieva como Malpass vaticinaron una recuperación para 2021, pero «para llegar ahí, es primordial priorizar la contención y fortalecer los sistemas de salud, en todas partes», dijo la directora gerente del FMI, al tiempo que destacó que «cuanto más rápido se detenga el virus, más rápido y más fuerte será la recuperación».

La directora gerente de FMI recordó que si bien las economías avanzadas suelen estar más preparadas para responder a la crisis, muchos mercados emergentes y países de bajos ingresos enfrentan «desafíos importantes», afectados por los «flujos de capital hacia el exterior y el deterioro de la actividad interna», por lo que cifró en 83000 millones de dólares lo que han retirado los inversores de los mercados emergentes desde el comienzo de la crisis por pandemia, reseñó EFE.

 

 

@rocafranc /EFE / foto Informe 21 /EFE

Curadas

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog