Trabajadores de la salud de Israel se preparan para desinfectar un autobús como medida preventiva en medio de los temores sobre la propagación del coronavirus.

Israel lanzó servicios de videochat para evitar contagios de coronavirus

///
1 minuto de lectura
La red nacional de servicios de emergencia Magen David Adom busca evitar que las personas con COVID-19 pongan en riesgo a los pacientes en hospitales.

En Israel había 154 enfermos de la COVID-19 y cerca de 40.000 personas en cuarentena preventiva, hace dos semanas. En un intento por detener la propagación de la enfermedad y minimizar la exposición de personas con la salud comprometida, el Magen David Adom (MDA) lanzó un servicio de videochat para evitar que los posibles portadores del coronavirus vayan a los hospitales y pongan en riesgo a otros enfermos.

Mediante el chat de video, los médicos pueden guiar a los paramédicos del MDA que responden a las llamadas en los hogares de las personas y consultarlos en casos no urgentes que no requieren hospitalización. Este proceso podría reducir en un tercio el número de personas que ingresan a la sala de emergencias para recibir tratamiento.

«Hemos estado planeando un programa de medicina similar durante tres años pero la necesidad actual de este tipo de tecnología se ha vuelto mucho más urgente a la luz de la actual crisis de coronavirus. Llevar a un paciente al hospital presenta serios riesgos, sobre todo cuando éste puede no estar gravemente enfermo pero sí ser un foco de contagio que pondría en peligro a enfermos con sus sistema inmunitario comprometido», afirmó, Eli Bin, director general del MDA.

Mientras tanto, compañías y empresas emergentes de todo el país se han unido para combatir el coronavirus y presentan soluciones ingeniosas para ayudar a mitigar la enfermedad.​

Ayuda a Palestina

En los últimos días, las autoridades israelíes entregaron 200 kits de prueba de coronavirus a la Autoridad Palestina en Cisjordania. Además, los equipos profesionales israelíes y palestinos han estado trabajando juntos para prevenir la propagación del virus.

Las autoridades israelíes han coordinado la transferencia de 20 toneladas de material desinfectante de las fábricas israelíes al sector sanitario palestino. El material incluía cloro y peróxido de hidrógeno, utilizado para desinfección, preservación de higiene y saneamiento.

Los palestinos en el Líbano están preocupados  que las autoridades libanesas puedan usar el coronavirus como una excusa para intensificar aún más las restricciones en sus campos de refugiados.

Cuando la crisis actual del virus haya pasado, es de esperar que los palestinos recuerden que solo un país vino a su rescate: Israel. También podrían recordar que sus hermanos árabes los traicionaron, no por primera vez, y sin duda no por la última.

@SusanaMorffe

Fuente Israel 21C

 

4 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog