La compañía farmacéutica Johnson & Johnson anunció que realizará en setiembre tests clínicos en seres humanos de una vacuna que podría estar lista para ser utilizada de urgencia antes de comienzos de 2021.

J&J comenzó a trabajar en enero sobre la vacuna experimental Ad26 SARS-CoV-2, empleando la misma tecnología que había usado para desarrollar una vacuna-candidata contra el virus del ébola.

Esta tecnología utiliza una versión desactivada del virus para intentar provocar una respuesta inmunitaria en los humanos.

«Probamos varias vacunas candidatas a aprobación en animales para seleccionar la mejor. Tomó 12 semanas» el ensayo, declaró a la AFP el científico jefe de J&J, Paul Stoffels.

La compañía dijo que está ampliando su capacidad mundial de fabricación, en Estados Unidos y otros países, para poder distribuir más de 1000 de dosis de la vacuna en todo el mundo.

Varios tratamientos están siendo analizados, como el antiviral remdesivir, la cloroquina, empleada contra el paludismo, y su derivado, la hidroxicloroquina, pero no se ha probado que sean eficaces.

«La pregunta es si proteger contra la infección o una forma grave de la enfermedad», dijo Stoffels. «Para muchas enfermedades, como la gripe, cuando se vacuna anualmente, es para protegerse contra la forma grave, no siempre contra la infección».

 

@rocafranc / foto archivo

Curadas

Compartir en: