Zidane aprueba en el Di Stéfano

/
1 minuto de lectura
EI pasado 28 de mayo Zinedine Zidane comunicó a sus jugadores que ese día la sesión de entrenamiento no sería en los habituales campos 1 y 2 de Valdebebas, sino que se trasladaría al estadio Alfredo Di Stéfano.

El técnico quería que sus jugadores fuesen acostumbrándose a un campo que sólo conocen de hacer allí el entrenamiento de puertas abiertas en Navidad, y que será su sede en los seis encuentros como local que les restan para terminar la temporada tanto en la Liga como en la Champions (si eliminan al Manchester City en agosto), para de esa manera agilizar las obras de remodelación del Bernabéu.

Esa toma de contacto fue para comprobar de primera mano cómo respondía el césped después de los meses de inactividad y para que los jugadores se vayan familiarizando con el que va a ser su escenario (habitualmente juegan ahí sus partidos el Castilla y el Juvenil A blanco en los partidos de la Youth League).

Pero para Zizou, el Di Stéfano no es un mero desconocido: fue uno de los jugadores que participó en el partido de su puesta de largo en 2006 ante el Stade Reims y donde también hizo sus primeras armas como técnico en sus banquillos en las temporadas 2014-15 y 2015-16, antes de que a comienzos de 2016 sustituyese a Rafa Benítez al frente de la primera plantilla blanca.

Hasta entonces había dirigido al Castilla en 28 encuentros como local en el Di Stéfano (de un total de 57), con un balance aceptable: 17 victorias (el 60,71% del total), siete empates (el 25%) y sólo cuatro derrotas (el 14,29%: curiosamente se estrenó perdiendo ante el Getafe B: 1-2). 

Además, en esos 28 encuentros sus pupilos anotaron 61 goles (una media de 2,17 tantos por encuentro) y encajaron 30 (1,07 de media). El Castilla no marcó en cuatro encuentros, mientras que no encajó en seis.

Eso sí, su primer rival en este regreso a la competición liguera será el Eibar: dos de las cuatro derrotas (todas en su primera campaña como entrenador del filial) que tuvo fueron antes conjuntos vascos: el Amorebieta y el Real Unión de Irún.

Precisamente, ante los primeros, los cachorros blancos sufrieron su goleada más dura como locales (0-3). Era el tercer encuentro de Zidane en Vadebebas…

vía AS

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog