El bendito problema de Zidane

/
2 minutos de lectura
Después de un año plagado de lesiones, el entrenador francés regresará a la competición con la única ausencia de Jovic. En ataque tiene un rompecabezas…

Zidane se va a encontrar con un bendito problema en el regreso a la competición: tendrá a todos disponibles a excepción de Jovic. El delantero es el único lesionado, aunque en su demarcación Zizou sólo suele alinear a un futbolista y tiene a dos disponibles para el puesto (Benzema, el titular indiscutible, y Mariano). Por tanto, hacer el once será un quebradero de cabeza.

Esto supone una novedad para el entrenador francés este año, puesto que pocos se han librado de la enfermería. 

Sólo cinco de los 25 de la primera plantilla han estado siempre listos: Areola, Militao, Varane, Casemiro y Vinicius. Cuando no jugaron fue por decisión técnica, pero físicamente siempre estuvieron aptos.

Cerca de entrar en ese grupo se quedó Carvajal, aunque una inoportuna gripe le hizo perderse el último partido antes del parón, la derrota contra el Betis en el Villamarín.

El problema de las lesiones comenzó muy pronto: Brahim fue el primero en caer en la pretemporada. A él se unió pronto la dolencia más grave: la lesión de rodilla de Marco Asensio.

Eso trastocó todos los planes de Zidane, porque el balear era fijo en sus esquemas. 

Pasó por el quirófano y, a priori, se iba a perder casi todo el curso. Pero el coronavirus ha cambiado el panorama para él…

Aunque con los cinco cambios, las convocatorias de 23 y los partidos cada tres o cuatro días Zidane va a utilizar a todos, sus primeras alineaciones van a ser un rompecabezas. Sin amistosos previos, tiene que usar los partidos para coger el ritmo de competición. Por eso la alineación del primer día, ante el Eibar en el Di Stéfano (domingo 14, 19:30 horas) será muy significativa. Y a la semana siguiente llega el Valencia y visitan a la Real Sociedad. En esos tres encuentros hará rotaciones, aunque es complicado que sean extremas, por la importancia y porque los jugadores que él considera fundamentales deben comenzar a coger el ritmo de partidos.

Con la portería (Courtois), el lateral derecho (Carvajal) y los centrales (Varane y Ramos) totalmente definidos, el primer problema para Zidane cuando lleguen los días grandes viene en el lateral izquierdo: Mendy y Marcelo han ido alternando durante toda la temporada. En el mediocampo Casemiro es innegociable, pero los otros tres (Valverde, Kroos y Modric) han ido rotando e incluso han jugado juntos. La irrupción de Valverde ha provocado que Modric y Kroos se quedaran en el banquillo en días grandes. Especialmente sorprendente fue la suplencia del alemán ante el City en Champions. Ninguno es intocable.

Arriba los regresos de Hazard y Asensio aprietan todo. Zidane puede optar por el modelo de cuatro centrocampistas, con Isco de mediapunta, o por el 4-3-3. En todos se quedarían jugadores de mucho peso fuera. Benzema es innegociable y Hazard, si está sano, también. Por tanto, quedaría un puesto a repartir entre Isco, James, Asensio, Bale, Lucas Vázquez, Vinicius, Rodrygo y Brahim. Todos tendrán minutos, aunque todos querrán tenerlos en los días en los que el equipo se juegue los títulos. Bendito problema para Zidane…

vía AS

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog