Nuevo plan de venta de gasolina de Maduro fracasó en el interior del país

//
3 minutos de lectura

72 horas en cola para surtir de gasolina sumaron el viernes 5 de junio algunos conductores en Sarare y Palavecino (Lara); en Falcón y Zulia tuvieron que extender la jornada de las estaciones de servicio por retraso en despacho de gasolina; en Táchira aún no hay combustible subsidiado; en Bolívar los guayaneses volvieron a las colas por gasolina “al precio que sea”; en Anzoátegui robaron a los conductores que esperaban en las bombas de la avenida Intercomunal; en Caracas las estaciones de servicio no abrieron en el horario establecido.

Así fue la primera semana del nuevo sistema de venta de combustible instaurado por el régimen de Nicolás Maduro: improvisación, irrespeto, inoperancia y control. Otro plan con el sello «Hecho en revolución».

La noche del sábado 30 de mayo, Maduro anunció el aumento en los precios de la gasolina en base a subsidios y marcadores internacionales a partir del lunes 1° de junio, al igual que un plan de distribución que será activado en los próximos 30 días por terminal de placa, con el objetivo de regularizar el suministro de combustible en todo el país. Desde el pasado marzo Venezuela atraviesa una aguda escasez de combustible que afectó severamente a todos los sectores, y tras intentos infructuosos por reactivar las refinerías que operan en territorio nacional, el gobierno decidió comprarle gasolina a Irán para “paliar” la situación.

Las escenas y situaciones que originó esta semana el nuevo esquema (control y regulación en la venta de combustible) fueron más o menos iguales en los cuatro puntos cardinales del país: largas filas de vehículo, largas horas de espera, escasa oferta, fallas en los sistemas de pago o tarjeta bancaria, retraso en el inicio de operaciones, pagos en dólares (sin vuelto) y protestas.

Una vez más, uno de los estados más afectados es Táchira, esta semana no tuvo suministro de gasolina subsidiada.

Perdidos y desinformado: primer día del plan

El lunes 1 de junio la falta de efectivo, máquinas biopago y de puntos de venta (por esta razón bombas de Caracas, Zulia, Lara y Falcon surtieron gratis), el retraso en el inicio de operaciones; que muchos se quedaran por fuera luego de horas de cola; y restricciones en el suministro fue el común en la mayoría de las estaciones de servicio de Barcelona, Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, Ciudad Guayana, Barquisimeto, Punto Fijo, Maracaibo y Caracas. También que la modalidad empleada para hacer el registro de datos de los compradores fuera a mano y con lápiz y papel, según informó el vicepresidente del área económica y presidente de Pdvsa, Tareck El Aissami

En Táchira sólo hubo despacho en las estaciones dolarizadas; cerca del 60% de Yaracuy amaneció sin servicio eléctrico, lo que retraso el inicio de la jornada; y antes de las 9:00 am, en Miranda, trancaron autopista Caracas-Guarenas luego que se agotara la distribución de gasolina para los vehículos particulares en la Estación de Servicio Vistalago.

Los transportistas también tuvieron problemas. Aun cuando el sector tiene algunos privilegios y está exento de pago por el combustible, durante 90 días, muchos de Caracas, Barcelona y Ciudad Guayana no pudieron surtir sus unidades y a los que atendieron quisieron cobrarles.

La segunda jornada no fue mejor

24 horas más tarde no hubo mejoras en el nuevo sistema, por el contrario, fue empeorando. La angustia, frustración y desinformación de los conductores fue aumentando. También las manifestaciones y protestas.

El martes 2 de junio, Barquisimeto amaneció sin gasolina. No llegaron las gandolas que esperaban las estaciones de servicio del este de la capital larense ni a las de la avenida Venezuela ni a las de la avenida Intercomunal Cabudare- Acarigua, reseñó El Impulso.

En Caracas ninguna de las bombas que visitó el equipo reporteril de TalCual abrió a las 5:00 am, como estableció el gobierno; y en las bomba-bodegón (en las que se paga a $0,5 el litro) los conductores tuvieron que perder más de media jornada laboral para poder echar gasolina.
En Sabaneta, Carora, municipio Torres, cerraron la intercepción de las vías centrooccidental y Panamericana en protesta por la falla de gasolina. La protesta fue dispersada con disparos al aire por parte de funcionarios de la Guardia Nacional. 

También señalaron que en medio de la protesta hubo una trifulca protagonizadas por los castrenses y los manifestantes, informó El Impulso.

En Zulia por retraso en el despacho de gasolina extendieron el horario hasta las 7:00 pm. «Problemas en el sistema» del llenadero de Bajo Grande generaron el retraso en la llegada de combustible a las 198 estaciones de servicio, aseguró el gobernador de la entidad, Omar Prieto. El Aissami estableció la jornada de 5:00 am a 5:00pm.

La mayoría de las estaciones de servicio del área metropolitana de Anzoátegui estaban repletas de vehículos de todo tipo el 2 de junio, las colas eran muchos más largas que las registradas el lunes; y a las 10:30 am no habían comenzado a trabajar, reportó El Tiempo.

En Táchira, los miembros del Gabinete de Combustible que lideriza la diputada Nellyver Lugo, explicaron que la entidad andina, “por ser frontera”, tendría un plan especial al anunciado por Nicolás Maduro, y que en el transcurso unos 90 días sería cuando se pondrían en juego diferentes estrategias para brindarle a la población un mejor servicio en materia de combustible; reseñó La Nación.

En pocas palabras, el tachirense común tiene que seguir esperando o pagar la gasolina dolarizada. La venta de combustible continuará dirigida a sectores priorizados.

vía TalCual

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog