Huevo: aprende a prepararlo de diversas formas, y reinventa tus platos

Huevo: aprende a prepararlo de diversas formas, y reinventa tus platos

/
2 minutos de lectura

El huevo es uno de los ingredientes más populares de la cocina y por ello te decimos todas las formas en las que puedes cocinarlo

El huevo es uno de los alimentos más comunes que usamos a la hora de cocinar en distintas preparaciones, para acompañar platos o solo.

Son una fuente inagotable de proteínas (80 por unidad) y cuentan con una gran cantidad de nutrientes esenciales para mantener una dieta sana y equilibrada, aportando al organismo una gran variedad de proteínas y vitaminas, siempre y cuando sea consumido con moderación.

Pocas son las personas que por elección o salud deciden no comerlo, pero por lo general siempre hay en un par en casa, muchas veces para sacarnos del apuro. Para no caer en las cocciones tradicionales, repasamos algunas para reinventar el huevo a la hora de cocinar.

Huevos escalfados

Para esta preparación necesitarás una olla grande con agua y un poco de vinagre. Lleva la olla a fuego medio y mientras tanto, rompe un huevo en un bol que resista el calor.

Cuando el agua este hirviendo, baja la llama al mínimo para que hierva lentamente y coloca suavemente el bol con el huevo dejando que este último se deslice dentro de la olla. Una vez que colocaste el huevo que vas a cocinar, apaga el fuego mientras dejas reposar por tres minutos.

Finalmente, con ayuda de una espumadera retíralo de la olla y sirve inmediatamente, ya que se debe consumir caliente.

Huevos endiablados

Los huevos endiablados son huevos duros con las yemas removidas y sazonadas.

Para hacerlos, comienza cortando los huevos (duros) por la mitad y sacando las yemas. En un tazón, combina las yemas con 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de jugo de limón o vinagre, media cucharadita de sal, media cucharadita de pimienta molida y 1 cucharada y media de mostaza. Mezcla todo hasta que esté suave.

Ahora solo queda rellenar con esta mezcla los huevos y espolvorear con pimentón. Lo interesante de esta receta es que se puede modificar de manera casi infinita para satisfacer diferentes gustos.

Quiche

Esta preparación es simplemente un pastel de huevo y queso. Para realizarla, además de estos dos ingredientes, necesitarás una masa para tarta.

Lo primero a hacer es precalentar el horno. Aparte, bate cuatro huevos y agrega una taza de leche. Deben estar bien batidos para evitar que tenga una textura densa. Agrega una cucharadita de sal, la misma medida de cebolla en polvo, media cucharadita de pimienta y sigue batiendo.

Aunque se puede usar cualquier tipo de queso, es preferible usar un queso rallado ya que los quesos suaves son más propensos a ser saturados por los otros ingredientes. Espolvorea 1 taza de queso cheddar rallado sobre la masa que estará colocada en una fuente enmantecada. Con mucho cuidado volca el huevo y hornear por 45 minutos, controlando que no se queme.

Después de hornear, dejar que el quiche repose 10 minutos antes de disfrutar. Lo bueno de esta receta es que se le pueden agregar otros ingredientes, como verduras salteadas o jamón.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Continúe leyendo estas interesantes recetas en DIARIO DE CUYO

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog