Categorías
Estilo de Vida Interesantes

El cabello tiende a envejecer al igual que toda la piel del cuerpo. ¡Cuídalo!

Un cabello de edad madura es más difícil de aceptar y de cuidar diariamente. Se vuelve más fino y más seco, y parecen las puntas abiertas

Con los años, la naturaleza del cabello también se transforma y envejece. La cabellera pierde densidad, espesor y volumen. El cabello se afina y crece menos, por no hablar de las canas que aparecen…

El envejecimiento modifica intrínsecamente el ciclo de vida del cabello (o ciclo piloso). ¡Y no hablamos de las canas!

A partir de los cuarenta, el cabello se puede mostrar más débil, fino, sin cuerpo ni volumen… Te contamos cómo debes cuidarlo para devolverle la vitalidad y juventud.

Al pelo le pasa como a la piel, aunque a primera vista no sea tan visible (salvo por las canas), también envejece con los años. Y no solo influye la edad, los tintes y cosméticos agresivos, los cambios hormonales, las radiaciones UV o los tratamientos térmicos (secadores, planchas) provocan el envejecimiento capilar, con el paso de los años.

Síntomas del envejecimiento de tu melena

Debilitamiento:

El pelo aparece más fino y más débil, con cierta tendencia a la fragilidad, con puntas dobles y quebradizas.

Pérdida de volumen y densidad:

El pelo pierde cuerpo, espesor y volumen. Tu coleta ya no es tan abundante como hace unos años.

Sequedad:

Empieza por las puntas pero se va extendiendo a toda la melena. Aunque hayas tenido siempre el pelo graso, con los años puede cambiar.

Pérdida de brillo:

El cabello se muestra más opaco y menos luminoso, el color también se va perdiendo (el mayor signo de envejecimiento del pelo son las canas), ya no te queda igual el tinte o las mechas.

Incremento de la pérdida del cabello:

Con la edad es habitual, y no solo en los hombres, que el pelo se caiga más frecuentemente, además la velocidad de crecimiento disminuye.

Soluciones anti-edad para devolver la juventud a tu pelo

Es importante que si observas los síntomas que te hemos descrito más arriba te pongas manos a la obra y empieces a utilizar productos específicos anti-edad para cuidar tu pelo: champús, acondicionadores, mascarillas, sérums y tratamientos que fortalecen la fibra capilar devolviéndole a tu pelo su juventud.

Además, te recomendamos acudir a la peluquería más frecuentemente para sanear tus puntas, elegir tintes menos agresivos para colorear tu cabello, incluir en tu rutina de cuidados aceites y sérums para aportar más nutrición, una vez a la semana utilizar una mascarilla…

Y si aún así sientes que tu pelo está envejeciendo a pasos agigantados puedes aplicarte algún tratamiento para devolver la juventud a tu pelo como el bótox capilar, el tratamiento capilar Serioxyl de L’Oréal Professionnel, un tratamiento de colágeno, etc.

Tomado de MUJERHOY

Curadas.com | Tu compañía en información…

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *