Categorías
Audios El Gocho

Gocho audio domingo 27 de diciembre 2020 – 8:15 PM

Audio del Gocho del WhatsApp domingo 27 de diciembre 2020. Resumen político de la situación de Venezuela y el mundo.

Compartir en:

Si no ha llegado el audio del Gocho, puedes entretenerte leyendo las divertidas teorías respecto a dónde está el Gocho del WhatsApp Si tienes alguna idea de su paradero, compártela.

También puedes leer el Glosario del Gocho

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Dale play al audio del Gocho

Si no ha llegado, escucha el de ayer

Escucha la opinión de Arquímedes Román respecto al acontecer político de Venezuela

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué hubo, prima, buenas noches!

Hoy es 27 de diciembre del 2020, usted por allá en Chile. 

Son las 8:15 de la noche. Hoy es el día de Santa Fabiola, que es una viuda romana, dedicada al cuido de los pobres, por allá en la Italia del siglo IV.

Ahora, en la madrugada de la Navidad, hubo una fuerte explosión, en la ciudad de Nashville, en Tennessee, donde las autoridades dicen que el explosivista, es decir, el atacante, pues se volvió un suicida, porque parece que ese infeliz murió en el ataque. Un sujeto de 63 años, oriundo de ese estado. 

Pero lo interesante, es la cantidad de conjeturas que se han hilado alrededor del edificio donde sucedió la explosión; pues lo que se apostaba, era daños al sistema de refrigeración y allí funciona un hub de AT&T, que era el centro de servidores donde se guardaba y se almacenaba la información de la data transmitida por parte de las máquinas de votación de Dominium, durante la elección del 3 de noviembre pasado. Total, hasta la actualidad, parece que este sujeto actuó soplo y se va directo a jugar Ludo con Lucifer. 

Ahora, lo que no terminan de determinar los investigadores es el motivo del atentado; porque fue un acto deliberado, pero no se sabe si fue un sabotaje al sistema de comunicaciónes americano o un acto de terrorismo político. Eso estará por verse.

Por otro lado, hace rato el catire aprobó el proyecto de ley de ayuda a la peste por 900 billones de dólares, que estaba vetando antes, pero que definitivamente lo pasó, pues a veces es mejor un mal arreglo que un buen pleito. Pero el que sí está vetando, es el proyecto para el Departamento de Defensa; total, el presupuesto de la peste, de $900.000.000, aunque no es lo que aspiraba, por lo menos le dejó claro al pueblo americano que su aspiración era entregarle $2000 a cada ciudadano. Ah, ¿que los demócratas solamente les van a dar $600, y se están gastando una bola de real regalando y tirando real pal techo? Bueno, ¿hasta dónde se puede apretar? El catire se la dejó pasar. Pero la segunda legislación, que sí les rechazó, fue el presupuesto de defensa, de más de 740 billones de dólares; sobre todo, porque el Congreso pretende controlar los poderes del presidente, como lo establece la Constitución americana; sobre todo en el empleo de las fuerzas militares: cómo lo van a hacer, dónde las va a destacar, cómo se van a invertir los reales, qué unidades se van a utilizar, dónde se van a meter en guerras o de dónde se van a salir, cómo se moverán las tropas.

Entonces, el Congreso pretende aplicarle un torniquete, por efectos del uso del presupuesto y el catire básicamente les dijo: “¡Vayan a comerse un teterado de toche!”, y les pintó la paloma que mamáis y les dijo “¡Vayan y se devuelven compañeritos, porque a mí no me van a repartir los reales del gasto militar y jalar la brasa para la sardina entre senadores y diputados”; y el catire lo dijo muy claro: “Yo, mientras sea el presidente de los Estados Unidos, haré lo que dice la Constitución y no me la calo”. Así que, por ahora, está ese juego trancado porque él dice que no le va a poner el juego libre a los chinos, que es la apuesta de todos esos carajos y es terrible ver tanto demócratas como republicanos, cómo se los metieron en el saco de los billetes y se han entregado. Mientras que el catire sigue tratando de comprometer a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas americanas en sitios de conflicto, donde valga la pena, pero no en guerras infructíferas, que lo único que hacen es matarle gente, botar plata y dejar el chicharrón igual o peor.

Por otro lado, sigue la campaña para las dos plazas de los senadores por el estado de Georgia, donde los republicanos se están empleando a fondo, para no perder la mayoría en el Senado, e impedir que se destape la Caja de Pandora, con un Partido Demócrata que pudiese controlar el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial; pues si agarran las dos cámaras del Congreso y del Senado, pueden aumentar la Corte Suprema de 9 rectores -como son hoy- de nueve magistrados, a 23 magistrados y eso sería “The black snack”; es decir, una merienda de negros, para el deleite de chinos, rusos, iraníes, narcos venezolanos y latinoamericanos.

Y por cierto, aquí en Venezuela, en especial en el Táchira, sigue la peste china haciendo estragos en la población, puesto que además de lo terrible que ha sido la cuarentena cavernícola, que destruyó empresas y empleos -pues el problema no era el virus, sino la falta de combustible- ahora, que si está pegando el virus, la gente está desesperada, mamando y locos con la mega devaluación y además la inflación, que tiene a todo el mundo reventado, pues con un planeta detenido, los familiares que están afuera, que enviaban las remesas, antes medio alcanzaba; pero resulta, que con la inflación, ya ni siquiera los dólares, pesos o euros, alcanzan. Pero además de eso, que con la mamazón de afuera, los familiares tampoco les alcanza pa mandar real pa acá; es decir, que es terrible. 

Y ahora, que está apretando la peste china, entonces uno ve cantidad de pacientes, amigos de uno, que se están muriendo o que están llevando del bulto, tratando de buscar apoyo en los tratamientos y de paso está cerrado el paso pa Cúcuta; hasta por las trochas es un peo para ir a comprar la medicina, ni siquiera con la plata, y por supuesto que aquí en Venezuela no hay las medicinas. 

Así que, esta vaina es de locos, y sobre todo, ¿qué es lo terrible? La cantidad de mentiras de un régimen de narcotraficantes, que disfrutan ver la destrucción de la población, cuando estas ratas invaden o compran el país por tres lochas. Pero lo terrible es que cada vez sólo quedan soluciones al estilo del conflicto de los Balcanes de la década del 90, o la somalización del país y nos queda seguir exigiendo al liderazgo opositor que diga verdades a la cara, a los ciudadanos; aunque sean antipáticas e inconvenientes, pero nuestro país requiere una terapia de choque y no que se nos ofrezca una “cama de rosas”, como la canción de Jon Bon Jovi, sino una cama de clavos, como la que usan los fakires en la India; pues nunca veremos la salida sin saber la realidad de lo que tenemos, ni que para cambiar a estas ratas, que son los actuales administradores el estado, no es quitarlos a ellos para traer a otros azules, sino cambiar la legislación y las reglas de juego, porque el país está destruido es, por el estado de derecho que está construido alrededor de la mentira de las ratas cubanas, de las pecuecas de los rojos, que tienen veintiún años mandando y si no se cambia eso, de nada sirve cambiar mugre rojo por basuras azules; porque si no se hacen los cambios pertinentes, es cambiar a la mamá por una burra. 

Bueno, prima, pásela bien, que yo me voy a rematar este domingo con un atolito. Chao, chao.

Más audios del Gocho

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.