Audio del Gocho miércoles 20 de enero 2021
Audio del Gocho miércoles 20 de enero 2021

Gocho audio miércoles 20 de enero 2021 – 8:10 AM

/
13 minutos de lectura

Si no ha llegado el audio del Gocho, puedes entretenerte leyendo las divertidas teorías respecto a dónde está el Gocho del WhatsApp Si tienes alguna idea de su paradero, compártela.

También puedes leer el Glosario del Gocho

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Dale play al audio del Gocho

Si no ha llegado, escucha el anterior

Escucha la opinión de Arquímedes Román respecto al acontecer político de Venezuela

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué hubo, paisano, buenos días!

Hoy es 20 de enero del 2021 y son las 8:10 de la mañana, y usted por allá en Chelsea…

Hoy es el día de San Sebastián, que es el Santo Patrono sobre el cual se celebran las Ferias de San Cristóbal; y hace rato, se estuviese dando el Tedeum en la catedral y leyendo el primer Bando de Feria, y más de uno preparándonos para las corridas de toros, que serían la próxima semana; y esta semana, tuviésemos toros coleados, Vuelta al Táchira, caballos de paso, feria de perros, etcétera. Pero eso también nos lo volvieron chicuca las ratas rojas y la peste china y más de un cabrón que le hace el caldo grueso a los rojos, por prebenda.

Pero hoy es el día de inauguración o la toma de posesión de la presidencia en la gran nación del Norte. 

Pero para nosotros los venezolanos, la gran noticia es que mucho paisano, que está allá de forma ilegal o en limbos jurídicos, tendrán 18 meses de plazo, gracias a un decreto presidencial -firmado ayer por el catire Trump- para beneficiar a los venezolanos, para que trabajen sin que los deporten y además con la posibilidad de legalizar su estatus y eso sí, que paguen impuestos, luego de la tragedia griega que se no viene aquí; pues con el arribo de los ñángaras al Norte y la locura desenfrenada de las ratas rojas aquí, mucha gente quedaba en el aire y en ese limbo de qué toches hacer con su vida y de esta forma el catire responde al electorado venezolano que salió a respaldar con su voto y su apoyo en la lucha por el pueblo venezolano.

Ah, ¿que en el Norte hay un montón de sujetos con papeles venezolanos, -porque no necesariamente nacer aquí y tener cédula te hace venezolano- hubo gente de esa que apoyaron la fórmula de los comunistas de José Bidet?, ¡mala leche por esos!. Pero el pueblo venezolano que tuvo sus esperanzas en el catire, pero que por torpeza, culpa o traición, de actores políticos criollos, no se pudo concretar el esfuerzo de liquidar a estas ratas comunistas; también es cierto que no podía correr la última milla con unos dirigentes locales que no son de fiar. 

Además, que el grueso de ellos, metidos en la misma salsa con las ratas rojas locales, con socios del PSOE, socios ñángaras latinoamericanos y alianzas de las más infames con comunistas gringos, era muy difícil tumbar a esas ratas rojas, para entregarle ¿a quién?, ¿a bandidos, como el famoso reo torturado, que por obra y gracia del Espíritu Santo preñó a su mujer, y sale más papiao que el muñeco de la comiquita de Johnny Bravo, pero quemado? ¿O la dirigencia, que está comprometida hasta las metras con los actores comunistas en la vecina Colombia, donde todo parece que se están preparando para entregar esa noble nación a un terrorista, narco y ladrón, la “loca perdida” del “Petrus”?; que toda esa banda de socios, agarrados del machete con los narcos colombianos y con la bruja del turbante y todo, ¿cómo podía el catire soplarse a los rojos acá en Venezuela?, para entregarle ¿a quién, a dirigentes que no tienen cobertura suficiente a nivel nacional, y que por no tener equipo ni organización tendrían que terminar colocando a rojos en las plazas a ser ocupadas, una vez que te soplas a los rojos? 

Cómo se tiraba ese cacho de agua, de soplarse a estos tipos, cuando dentro de toda la teoría escrita y expuesta por los opositores sólo se veía el cambio del socialismo rojo por socialismo azul, sin ninguna visión clara de querer cambiar la tragedia estructural que tenemos, que es un estado de derecho que escribieron las ratas cubanas, y que era cambiar la mamá por una burra. 

Nunca en esa dirigencia, incluyendo al ungido, usted leyó una declaración que se plantearan que para salir de la tragedia debían plantearse, como paquete económico y fiscal, la apertura económica para la generación de empleos en el sector privado; y más que eso, cómo sería la privatización, ofreciendo muchas de esas empresas, hoy estatizadas, para ser vendidas a las empresas asociadas a los aliados que nos ayudarán a salir de estas ratas, como sí lo hacen los rojos, que le dan los lomitos a los chinos, rusos, iraníes, turcos, sirios y cubanos y a todo tipo de pecueca; claro, no hacen nada bueno.

Era muy arrecho tirarse el problema de Venezuela, para dejar todo como está, sin ninguna visión clara, sino el célebre dogma de fe de la política venezolana: “Quítate tú para ponerme yo, pero deje todo quieto como está”. Y bajo esa filosófica propuesta, quedaba cuesta arriba al catire hacer eso; y apenas se soplara a estas ratas, tendríamos a los medios, domados por comunistas, propios y foráneos, dispuestos a comérselo y vomitarlo, más el gasto de tener que salir a darle comida y real a una población que apenas pasarán los marines, iban a salir a pedir real, pero sin ninguna expectativa de empleos, ni producción de alimento; y cuando ves a los genios que se pusieron a escribir las estrategias, para plantear las necesidades de la economía, sólo se enfrascaron en pedir más real prestado, para cobrar las comisiones por la gestión, pero sin ninguna propuesta clara de cómo coños se van a generar más de 16.000.000 de empleos privados en todo el país.

Bueno, ¿y qué nos queda hoy? Disfrutar del show, con Forrest Gump y todo, y ver cómo arranca la nueva administración y los paisanos venezolanos, que recibieron un salvavidas, que lo sepan aprovechar; que no se dediquen a vivir de la golilla, sino que aprovechen de trabajar y pagar impuestos, pues eso es lo que hizo grande a la nación del Norte y ese será su camino a la legalidad, sin ser unas alimañas chupasangre, como los millones de individuos con los cuales el zambo de Sabaneta desangró el país, regalando la ciudadanía, para tener votos, a tanto sujeto que su único trabajo era hacer las malditas carpetas de Cadivi, para vivir de la golilla; y sobre todo, los que nos quedamos acá, es tiempo de proponer claramente un nuevo argumento, aunque sea antipático, y no es otra que plantearle a la nación un nuevo estado de derecho, pues el que tenemos, ha de ser derogado, pues de dejarlo, es admitir que nos encanta el comunismo al estilo del zambo; y además, es hora de definir quiénes son los enemigos de la nación venezolana: rojos, azules, políticos, empresarios guisadores -propios y extraños-, los dañinos funcionarios, que son peores villanos que el Alguacil del Nottingham de la novela de Robin Hood.

Es clave, para nuestro futuro, definir nuestros villanos; bien sea que estén aquí, dirigiendo sus guisos desde un castillo en Europa, o en una mansión en Miami, o desde algún piso de esos “Estrato  20” de Bogotá, pues no por estar aquí, dejan de ser enemigos de la nación decente, que más de 25 millones de ciudadanos venezolanos soñamos. A estos también les debe llegar su trozo de justicia, en la forma de la mondá de “El Negro del WhatsApp” para que vean y sientan que el cambur verde mancha, por ratas, y que nunca merecieron ni siquiera el número de la cédula que les definía como venezolanos.

Bueno paisano, disfrútese el “Show de Hollywood” que van a montar en Washington, en el keli, que yo me voy para el Páramo de El Zumbador, donde no haya cobertura, sino de Dios, porque quiero ir a tomar aire y además comerme unos pasteles con chocolate caliente. Chao, chao.

Más audios del Gocho

2 Comments

  1. Una sugerencia para el Gocho, debe promover el término de politiqueros para aquellos oportunistas e hipócritas de la oposición, ya que el término POLÍTICOS les queda muy grande.

  2. Ah gocho ni tan toche, pq la gasolina o es colombiche o como q no está tan chinchurria la q le venden aquí en verdolagas, pq ir hasta el Zumbador con esa vía tan deteriorada y con una pendiente larga de 40 kms más o menos, el carrito tal vez no le «pistonea» pero la panza si, y teniendo tan cerca al Huerto, Cheo pasteles, etc, pues está bien el viaje solo para respirar el aire fresco con aroma de flores y eucaliptos de nuestras montañas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Arquímedes: Cómo logró contar todos los granos de arena del Universo

Nota Próxima

Las Curadas mañaneras 20 de enero del 2021

Recientes de Blog