Vicks VapoRub: La fascinante historia del "ungüento mágico"que lleva más de un siglo en el mercado
Vicks VapoRub: La fascinante historia del "ungüento mágico"que lleva más de un siglo en el mercado

Vick’s VapoRub: Conoce la historia del tradicional «Ungüento Mágico»

3 minutos de lectura

Vick’s VapoRub, es el nombre comercial e industrial del ungüento a base de mentol y eucalipto creado para aliviar la congestión nasal y demás síntomas en situaciones de gripe y resfriado.

Su olor es inigualable. Así lo odies o lo ames, cuando alguien abre un envase, te das cuenta inmediatamente de que es Vick’s VapoRub.

Es el Vick’s VapoRub, el ungüento que nació hace 130 años y aún la gente lo sigue comprando por sus «poderes curativos».

En muchos países de América Latina, la abuelas o bisabuelas siguen utilizándolo para una amplia variedad de dolencias: desde el catarro común y las alergias, hasta las picaduras de insectos, los hongos, la caspa, los labios resecos, y hasta «la pena».

La historia se remonta a fines del siglo XIX, cuando el farmacéutico estadounidense Lunsford Richardson, un prolífico inventor en su época, tuvo una idea genial.

Un prolífico inventor

Nacido en Carolina del Norte en 1854, Richardson estudió latín en el Davidson College, graduándose con honores. Fue profesor durante algunos años, pero no pasó mucho tiempo antes que su devoción por la química terminará cambiando su destino.

En 1880 se fue a trabajar con su cuñado, el doctor Vick. Como él estaba muy ocupado atendiendo pacientes, Richardson se encargó de la preparación de remedios para aliviar los males de la gente.

Fue en aquel entonces cuando el joven Richardson se puso a experimentar distintas recetas para crear el producto que más tarde se convertiría en el famoso Vick’s VapoRub.

Una década más tarde, fabricó en su laboratorio una serie de medicinas que vendía bajo el nombre de Remedios Familiares Vick.

Richardson terminó patentando 21 medicamentos, incluyendo pastillas, cremas, aceites y pomadas, para aliviar los síntomas de la gripe, las dolencias del hígado o del estreñimiento.

En Venezuela algunas abuelitas le dicen simplemente «vaporub» y lo untan para frotar el pecho y los pies de grandes y chicos con el «pecho trancado».

Ahora hay una versión que suma las propiedades curativas de la sábila o aloe vera a la ya potente fórmula.

¿En tu familia también existe la tradición del Vick’s Vaporub?

Esta interesante historia está basada en este artículo de  BBC MUNDO

1 Comment

  1. Muy bueno el producto
    Para descongestionar el pecho de los niños a causa del catarro común. También para masajes en partes adoloridas por golpes o caídas, labios quemados por el frío o después de una fiebre alta.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Liberan a policía metropolitano condenado por el golpe de Estado en 2002

Nota Próxima

Carnavales en revolución – Caricatura de Duncan

Recientes de Blog