30 de febrero, la única vez qué existió en el calendario

En el año 1712, Suecia incluyó el 30 de febrero en su calendario por primera y última vez en la historia de la humanidad