Bravo por 2 minutos: inhabilitación de Eduardo Samán

Nunca se deben aplaudir estas arbitrariedades, pero sin duda Eduardo Samán está tomando un poco de su propia medicina.