Bandera de Venezuela

Bandera de ocho estrellas: Hecho en socialismo

/
3 minutos de lectura

La bandera patria se muestra desde 2006 tal cual la quería Hugo Chávez. Pero sus argumentos obedecieron más a la imposición de sus designios que cualquier aval histórico.

Bandera de ocho estrellas es la que se iza hoy.

«La octava estrella es la estrella de Bolívar».

De esta manera Hugo Chávez Frías» manifestó en el año 2005 su aspiración de que la bandera de Venezuela ampliara su número de siete estrellas.

Aunque en un un principio dijo que se convocaría a un referendo para que el pueblo decidiera tal medida, la consulta nunca se hizo.

Bandera de ocho estrellas: Fueron siete las provincias que firmaron la independencia

Y es que las siete estrellas originales que se exhibían en el pabellón patrio no fueron producto de una decisión individual.

Ellas representan fidedignamente a las siete provincias que declararon la independencia del país del dominio de la Corona Española.

Como sabemos tal episodio procede del 5 de julio de 1811.

En esa fecha firmaron por la emancipación los representantes de las provincias de Caracas, Cumaná, Barinas, Barcelona, Margarita, Mérida y Trujillo.

Bandera de ocho estrellas: Chávez dijo aludir a Bolívar

El basamento de Chávez para pedir la instauración de una octava estrella en la franja azul del estandarte proviene de un decreto firmado por Simón Bolívar, el 20 de noviembre de 1817.

El Libertador, que en principio se declaró conforme con siete estrellas, abogó por una adicional que simbolizara a la provincia de Guayana.

Ese capítulo de nuestra Guerra de Independencia ocurrió tras la campaña patriota que liberó a dicha región.

Esto quedó sellado luego de la victoria del General en Jefe Manuel Carlos Piar en la batalla de San Félix, el 11 de abril de aquel año.

Fue desde Angostura, hoy Ciudad Bolívar, que El Libertador ofreció su célebre discurso del 15 de febrero de 1819 ante el Congreso independentista, sentando los pilares de la Gran Colombia.

Retorno del pabellón de siete estrellas

Posteriormente, la disposición, que tuvo una vigencia de apenas cuatro años, quedó derogada por ley del Congreso de Cúcuta el 4 de octubre de 1821.

Retornando al siglo actual, es el 9 de marzo de 2006 cuando la Asamblea Nacional, órgano integrado solo por parlamentarios oficialistas – tras la no comparecencia en las elecciones legislativas del sector opositor , restableció la octava estrella en la bandera.

Los diputados acataron la orden de modificación respectiva, expresada previamente por el titular de Miraflores como petición protocolar en referencia a la Ley de Símbolos Patrios.

También en ese momento hicieron lo propio con el cambio de posición del caballo contemplado en el Escudo Nacional, otra «sugerencia» del mandamás de Barinas.

Historia de cambios que van y vienen

Cabe destacar, revisando los anales de la historia, que la bandera de Venezuela sufrió modificaciones con respecto a las estrellas no solo en el siglo XIX sino también en el XX y, por supuesto, con esta última medida, XXI.

En 1830 se quitaron las estrellas, colocándose el escudo en el medio; entre 1836 y 1859 el escudo pasó al lado izquierdo. Luego, en la Guerra Federal (1859-1863), las estrellas fueron transferidas a la franja amarilla, variando su número entre siete y veinte.

A partir de 1863 el, presidente Juan Crisóstomo Falcón hizo que se adosaran las estrellas de nuevo en la franja del medio, con seis de ellas formando un círculo y la séptima en el centro.

En 1905, durante la administración de Cipriano Castro, se implantó la circunferencia de siete estrellas sin ninguna en el centro.

Y en 1930 cuando el país aún lo regía Juan Vicente Gómez el diseño contemplaba el semicírculo.

Luego vendrían ligeras variaciones aplicadas en 1942 y 1954, esta última en vigor hasta el citado 2006.

Una bandera de lucha

Cabe decir que en la actualidad un amplio espectro de la población que se confiesa opositora continúa enarbolando el pabellón nacional de siete estrellas.

Pero no acaban ahí los azares: en enero de 2020 Nicolás Maduro anunció que se debatiría en el órgano unicameral la colocación de una novena estrella, en honor a los 200 años de la liberación de Maracaibo.

Sin embargo, por ahora no ha vuelto a mencionar el polémico tema.

El caso es que la bandera que nos identifica como República no puede ser objeto de voluntades volubles, como si se tratase de un trapo cualquiera.

Lo que urge es izarla movida por el viento de la democracia y no al vaivén que caracteriza lo «Hecho en socialismo»,

Tomado de El Diario, Wikipedia.

También puede interesarte: Caballo del escudo hacia la izquierda: Hecho en socialismo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog