Piel de gallina

Por qué se produce la piel de gallina

//
3 minutos de lectura

¿A quien no se le han enervado los cabellos mientras la piel adquiere una peculiar textura? Es una situación connatural con la que reaccionamos, por ejemplo, ante el miedo o el frío.

Por qué se produce la piel de gallina

A menudo nos ocurre que la piel se nos eriza ante un miedo súbito, cuando escuchamos parte de un tema musical que nos apasiona o al ver una película.

Pues bien, ¿a qué se debe eso que nos ocurre y ante lo cual no hallamos explicación?

Cuando hablamos de piel de gallina nos estamos refiriendo a una reacción natural del cuerpo que se manifiesta al experimentar frío o emociones muy intensas.

Lo cierto es que no la podemos evitar.

Por qué se produce la piel de gallina

Cuando se nos eriza el vello sentimos una mezcla de emociones que tienen diversas causas derivando en la «piel de gallina».

Vamos a revisarlas para que la próxima vez que te ocurra tal situación conozcas las razones que la producen.

La frase más común que relacionas con la «piel de gallina» es «se me pusieron los pelos de punta», pues de esa forma se manifiesta el cabello.

Esto se debe a dos síntomas principales; por un lado tenemos que los poros de la piel se expanden y, por el otro, que los pelos se separan.

Sin lugar a dudas es un hecho muy interesante y curioso que acontece de vez en cuanto ante la influencia de ciertos estímulos.

La "piel de gallina"

La «piel de gallina»: Reacción cutánea y pilosa

La «piel de gallina» tiene dos nombres científicos empleados por la terminología médica para su definición.

Son ellos horripilación cutánea – palabra que, como apreciamos, nada pareciera tener que ver con una sensación de placer – y piloerección generalizada.

Con estas definiciones se está tratando de explicar lo que nos pasa cuando la piel se nos pone de gallina, como popularmente la calificamos.

Primero, que puede estar acompañada por una sensación de miedo o peligro.

Y segundo, la denominación se refiere al mecanismo de enderezamiento del vello cutáneo.

Cabe destacar que la «piel de gallina» la muestran quienes padecen de tripofobia.

Se trata de un término psiquiátrico para quienes sienten repulsión o espanto al mirar o estar cerca de figuras geométricas muy juntas, especialmente, orificios pequeños y rectángulos muy pequeños.

¿Cuál es la explicación física de por qué se produce la piel de gallina?

En instancia inicial diremos que cada uno de los pelos que recubren nuestro cuerpo posee una estructura compleja. Al mismo tiempo, siendo la piel un órgano, interesante y asombrosa.

El denominado bulbo piloso es de donde surge el vello. Este bulbo piloso se encuentra debajo de la piel. Específicamente, en el tejido celular subcutáneo.

Luego, corre por una vaina que se halla recubierta de células foliculares.

El trayecto respectivo se dispone por todas las capas de la piel. Inclusive por las profundas, las que constituyen la dermis.

Alrededor de los bulbos pilosos, en la parte inferior de la piel, nos encontramos con un fascículo de músculos lisos.

Estos van en sentido paralelo al pelo y se dirigen a las papilas dérmicas, las cuales se relacionan con la epidermis, que es la parte más externa de la dermis.

Esta explicación puede resultar compleja pero es necesario entenderla para después tener claro lo que sucede cuando la piel se nos eriza.

La "piel de gallina"

Manifestación de nuestro cuerpo

La horripilación es el mecanismo que se desarrolla cuando los músculos lisos o involuntarios – inervados al sistema nervioso a través de diminutas fibras – se enfrentan a un problema emocional de impacto.

Es en ese momento cuando el sistema nervioso autónomo se pone en estado de alerta. El enderezamiento del vello sucede luego de la excitación correspondiente, la cual causa contracciones musculares.

Toda vez que el pelo se sitúa de manera oblicua en la piel, al impulsarse hacia el lado opuesto provoca las arrugas que caracterizan a la «piel de gallina».

Son variados los motivos por los cuales el vello se queda tieso y la piel cambia su textura. A saber;

  • Sobresaltos
  • Sustos
  • Nervios
  • Tocar ciertas superficies
  • Emoción
  • Temperaturas bajas
  • Agua fría
  • Estremecimiento
  • Alteración en el ánimo
  • Excitación sexual

Desde nuestro ancestros

La «piel de gallina» es un acto reflejo que acompaña al hombre desde épocas primitivas, cuando el cuerpo estaba más cubierto de pelo, como un mecanismo para mantener el calor corporal.

Cuando el vello se eriza el pelaje se hincha y ofrece una capa aislante de mayor grosor.

En animales como los gatos o los osos el erizamiento del pelo proporciona una sensación de grandeza y de intimidación ante el oponente.

Las áreas del cuerpo humano más proclives a la piloerección son:

  • Los antebrazos
  • Las piernas
  • El cuello
  • La cabeza
  • La nuca
  • El rostro

Así que cuando se te ponga la «piel de gallina» no te preocupes: piensa que, simplemente, se trata de trata de un acto ancestral mediante el cual nuestro cuerpo reacciona a diferentes estados emocionales o estímulos.

Tomado de Mejor con Salud, Vozpopuli, Como ha Dicho.

También puede interesarte: El hambre nos enoja. Este y otros aspectos generales sobre la comida.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog