Ikigai: el secreto japonés para tener una vida feliz y plena

Ikigai: el secreto japonés para tener una vida feliz y plena

3 minutos de lectura

Los japoneses siguen el método ikigai, una antigua filosofía japonesa que es, para muchos, el secreto de la felicidad y longevidad de los nipones

Si hay algo que podemos envidiar de los japoneses es su esbelta figura y su gran esperanza de vida. Parece que en Japón tienen otras costumbres y hábitos que les llevan a perdurar más años y a hacerlo, además, con una salud de hierro. Todo ello acompañado de grandes dosis de felicidad y satisfacción vital, gracias a el método ikigai.

Te contamos que los nipones tienen una forma diferente de concebir la realidad que les rodea, lo que repercute directamente en cómo se alimentan y cómo se comportan. Además, siguen una serie de métodos o consejos para ser más felices.

Ikigai

Uno de estos es el método ikigai, una antigua filosofía japonesa que es, para muchos, el secreto de la felicidad y longevidad de los habitantes del país. Vemos de qué se trata en las siguientes líneas.
El método ikigai, el secreto japonés para ser más feliz

Ikigai es un concepto japonés que significa «tu razón de ser». «Iki» en japonés significa «vida», y «gai» es el «valor o valía». Entonces, el ikigai de una persona sería su propósito de vida. Es lo que le trae alegría y le inspira a levantarse de la cama todos los días.

El tradicional método ikigai se enfoca en cómo identificar una labor o trabajo para el que uno es bueno. Es decir, un trabajo que da placer realizarlo, que aporta algo al mundo y que sube la autoestima de quien lo realiza. Tener un rol o un propósito en la vida influye directamente en la felicidad individual, ya que así trabajar no se convertirá en un suplicio ni en una forma tediosa de poder pagar las facturas.

Así, pues, para poder encontrar tu ikigai, deberías elegir un trabajo que incluya todos los factores siguientes:

  • Lo que amas hacer.
  • En lo que eres bueno.
  • Por lo que se te puede pagar.
  • Lo que el mundo necesita.

Para encontrar tu ikigai también puedes responder a estas cuatro preguntas, detalladas por Francesc Miralles, coautor del libro Ikigai: los secretos de Japón para una vida larga y feliz:

  • ¿Cuál es tu elemento? Se refiere a qué se te da bien: hablar en público, enseñar, cuidar, los números… es aquello en lo que destacas de forma natural porque no te cuesta hacerlo e incluso te produce placer llevarlo a cabo.
  • ¿Con qué actividades se te pasa el tiempo volando? Relacionado con lo anterior: si te gusta, no te supondrá un esfuerzo.
  • ¿Qué te resulta fácil hacer? Lo que mejor se te dé.
  • ¿Qué te gustaba cuando eras niño? Si no se te ocurre nada, puedes bucear en tus experiencias pasadas y acordarte de aquello en lo que eras bueno en la escuela, o de lo que te gustaba hacer en tu tiempo libre antes de entrar en la vorágine de la vida adulta.
Ikigai

¿Por qué es importante conocer tu ikigai?

Además de vivir una vida más larga y feliz, conocer tu ikigai puede ayudarte a:

  • Diseña tu estilo de vida laboral ideal.
  • Crear fuertes conexiones sociales en el trabajo.
  • Crear un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal.
  • Perseguir tus sueños profesionales.
  • Disfrutar de tu trabajo.

Cuando conoces tu ikigai y entiendes su significado, estás alineado con la labor que anhelas hacer y con la que el mundo necesita que hagas.

Qué hacer cuando ya lo hemos descubierto

Una vez que hemos reflexionado acerca de las anteriores preguntas y hemos descubierto nuestro ikigai, debemos pasar a la segunda parte del plan. Podemos seguir los siguientes pasos:

  • Primero, crear metas pequeñas: si hemos descubierto que nuestro ikigai es ser profesor, pues podemos informarnos acerca de qué debemos hacer para poder desempeñar esa tarea, ponernos plazos para inscribirnos en cursos, etc.
  • Planificar: una vez que ya hemos establecido las metas, hemos de llevar a cabo la planificación para poder cumplir los objetivos semanales, mensuales, anuales…
  • Crear un sistema de refuerzo: contactar con personas que puedan ayudarnos o enfocarnos hacia donde queremos ir, crear una red de contactos que nos sirva para cumplir con nuestros objetivos.
  • Ir a por ello con confianza y decisión: ya que has hecho todo el proceso y tienes claro lo que quieres hacer con tu vida, no decaigas y lucha por lo que deseas.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Continúa leyendo en THEOBJETIVE

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog