Funcionarios de la Dgcim amenazan a familiares de presos políticos: “Vamos por ustedes”

//
1 minuto de lectura

Una fe de vida es lo que exigen los familiares de los funcionarios militares que permanecen detenidos en la sede de la Dgcim. Una “requisa” en las celdas terminó en el hurto de las pertenencias de todos los detenidos.

No permitir visitas, ni llamadas, ni fe de vida se ha vuelto una práctica común para el régimen de Nicolás Maduro, para con los familiares de quienes permanecen detenidos en las distintas cárceles creadas solo con fines políticos.

La sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ubicada en Boleíta, Caracas, no escapa de estas medidas. Y la noche del sábado 13 de julio fue el escenario para que familiares de los funcionarios militares, que allí se encuentran recluidos, denunciaran posible aislamiento y torturas.

“El cuarto de los locos” lleva por nombre uno de los lugares a los que habría sido trasladado el capitán de navío Luis Humberto de la Sotta, así lo denunció su madre Sara de la Sotta quien aseguró que la orden se llevó a cabo como medida de represalia, por haber protestado para exigir que el equipo de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachellet ingresara a la sede.

 

Vía TalCual.

1 Comment

Comments are closed.

Recientes de Blog