Leer en voz alta tiene grandes beneficios. ¿Por qué dejamos de hacerlo?

Leer en voz alta tiene grandes beneficios. ¿Por qué dejamos de hacerlo?

/
2 minutos de lectura

Hoy, leer en silencio es la norma. La mayoría de nosotros repetimos las palabras en nuestra cabeza como si estuviésemos confinados en una biblioteca, pero durante gran parte de nuestra historia, leer fue una actividad bastante ruidosa

En antiguas tablillas de arcilla escritas en Irak y Siria hace unos 4.000 años, las palabras utilizadas comúnmente para leer significaban, literalmente «gritar» o «escuchar».

«Te estoy enviando un mensaje muy urgente», dice una carta de esta época. «Escucha esta tablilla. En caso de ser apropiado, haz que la escuche el rey».

Solo ocasionalmente se mencionaba una técnica diferente: la de «mirar» la tablilla (es decir, leerla en silencio).

Hoy, leer en silencio es la norma. La mayoría de nosotros repetimos las palabras en nuestra cabeza como si estuviésemos confinados en una biblioteca.

Leer en voz alta suele estar reservado para las historias que les leemos por la noche a los niños, para que se duerman, o para una performance.

Sin embargo, un número creciente de investigaciones señala que hay cosas que estamos desaprovechando al leer en silencio.

Comportamiento intuitivo

El antiguo arte de leer en voz alta tiene numerosos beneficios para los adultos: desde ayudar a mejorar la memoria hasta entender textos complejos, así como también fortalecer los vínculos emocionales entre la gente.

Y lejos de ser una actividad rara u olvidada, todavía es muy común en la vida moderna.

Muchos de nosotros lo hacemos intuitivamentepara entender la palabra escrita, solo que no estamos conscientes de ello.

Colin MacLeod, psicólogo de la Universidad de Waterloo, en Canadá, investigó extensamente el impacto de leer en voz alta en la memoria.

Él y sus colaboradores demostraron que la gente recuerda mejor textos y palabras cuando las leen en voz alta que si lo hacen en silencio.

Este efecto en la memoria es particularmente fuerte en niños, pero también se produce en la gente mayor.

«Es beneficioso para todos los rangos de edad», dice MacLeod.

El investigador llamó a este fenómeno «efecto de producción». Este efecto fue replicado en numerosos estudios hechos a lo largo de más de una década.

En un estudio en Australia, se les dio a un grupo de niños de entre 7 y 10 años una lista de palabras y se les pidió que leyeran algunas en voz alta y otras en silencio. Luego, reconocieron el 87% de las palabras que leyeron en voz alta, en comparación con un 70% de las que leyeron en silencio.

En otro estudio, se le dio la misma tarea a un grupo de adultos de entre 67 y 88 años de edad. Lograron recordar 27% de las leídas en voz alta, y solo un 10% de las otras.

Cuando se les preguntó cuáles reconocían, identificaron correctamente al 80% de las leídas en voz alta, y solo un 60% de las otras.

Continúa leyendo este interesante estudio en BBC NEWS MUNDO

Curadas.com | Tu compañía en información…

4 Comments

  1. A mi, particularmente me gusta leer más en voz alta, solo que mis hijos me manda a leer para mi sola, aunque depende de lo interesante que sea la lectura. Jajajajajaja…

  2. Poner a leer en voz alta a un aspirante a un cargo, público o privado, le dará al reclutador, grandes indicios, de la persona que ésta reclutando…

  3. Compartir lecturas es un espacio de interacción humana maravilloso, nutritivo y enriquecedor. ¿Por qué en el salón de clases los maestros no usan esta estrategia para enseñar a leer, es decir, a interrogar el texto leido, a explorar sus variadas posibilidades de interpretación, para escuchar a sus estudiantes y descubrirlos y enseñarles de todo? El buen enseñante disfruta de enseñar, de compartir descubrimientos y conocimientos a sus estudiantes y ¿que herramienta más poderosa para hacerlo que la lectura compartida???

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog