Categorías
Vivencias

Carolina Perpetuo en las Vivencias de Milagros S. Castro

Hay amistades con las que se comparten vivencias breves, pero han sido tan agradables y divertidas, que dejan huellas en el recuerdo para siempre. Esto fue lo que me pasó con la conocida actriz, animadora y modelo Carolina Perpetuo.

He comentado en varias vivencias anteriores, que como estudiante de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, realicé mi pasantía en el Bloque de Armas.

Y aunque escribía en varias publicaciones como Variedades, Revista Dominical del 2001, Meridianito y Síntesis, la directora Silvia Bernardini, me incluyó en el equipo de redactores que tendría la responsabilidad de cubrir el certamen de belleza Miss Venezuela 1984.

Acepto el reto…

A mí me gustó la tarea, ya que como la mayoría de los venezolanos, siempre estaba en primera fila para ver este importante evento de la belleza nacional.

Mi responsabilidad era la cobertura total del evento… Desde la elección de las 23 candidatas participantes, hasta la coronación de la nueva Miss Venezuela 1984 y las finalistas.

Por ello, compartí con ellas, con familiares, con periodistas, organizadores y nuevos amigos, durante muchos días y noches agradables y divertidas. Por supuesto, que tengo muchas vivencias que iré contando progresivamente.

Al finalizar la elección, que se llevó a cabo el viernes 11 de mayo de 1984, debía trabajar todo el sábado en la edición especial del Bloque De Armas sobre el Miss Venezuela 1984. Un arduo trabajo periodístico y fotográfico. Pero con un resultado y una aceptación pública satisfactoria.

La noche del Miss Venezuela 1984, con la temática El Circo. Miss Carabobo, Carla Mariani y el querido animador Gilberto Correa.

Amigos de fiestas y después de verdad

En esa etapa, conocí a mucha gente. Pero nació una bonita amistad con un par de hermanos que quiero y admiro un montón. Me refiero a Carla y Enrico Mariani. Ella fue Miss Carabobo en ese certamen y él era un destacado jugador de básquet.

En la actualidad, ella es escultora y él un excelente astrólogo, radicado en Miami. Con ellos tengo muchas vivencias, que relataré en futuras columnas. A ellos los cito, porque fueron los que me presentaron a Carolina Perpetuo.

Y desde entonces, durante las semanas previas al Miss Venezuela, la pasamos buenísimo, tanto en Caracas como en el Hotel Macuto Sheraton, la sede de diversas actividades, eventos y de la noche tan linda como esa que disfrutamos.

Reír, reír y reír

Recuerdo que este “cuarteto de la diversión” se convertía en “trío de risas”, porque Carla debía cumplir con sus responsabilidades como Miss Carabobo. Y debía estar permanentemente en Caraballeda, los días previos.

Por lo que Carolina, Enrico y yo estábamos libres para compartir en los eventos. Incluso, muchas fueron las ocasiones en las que me acompañaban a realizar entrevistas y sesiones fotográficas con las candidatas.

En esas faenas recuerdo con agradecimiento al recordado Jorge «El Gordo» Mejía Alemán, jefe de Prensa y Relaciones Públicas de la Organización Miss Venezuela en esos momentos. Siempre fue muy solidario con nosotros, con el equipo periodístico de Variedades.

Un camino hacia el éxito artístico

Recuerdo que cuando echaba cuentos con Carolina, siempre comentaba que le llamaba más la atención el mundo de la televisión, que el de las pasarelas. De hecho, ya estaba en los estudios de RCTV incursionando en la actuación como extra.

Y lo hizo con buen pie. Las primeras experiencias histriónicas de Carolina fueron con artistas de primera. Por ejemplo, Tomás Henríquez, Amalia Pérez Díaz y Carlos Márquez, entre otros. A la par, comenzaba a perfilarse como modelo, con total éxito.

El Miss Venezuela 1984 pasó.

A mediados de ese año, ya no veía con frecuencia a Carolina, ni a los Hermanos Mariani. Ya había terminado mi pasantía y debía dedicarme “en cuerpo y alma” a mi trabajo de grado.

Llegó el año 1985, y en junio presenté mi tesis con muchas satisfacciones. El acto de grado fue en el Aula Magna de la UCV en noviembre de ese año.

Cambios para todos

En el segundo trimestre de 1986, la vida nos cambió. Los Mariani comenzaron a buscar nuevas alternativas de vida y trabajo en el exterior. Carolina participó en el Miss Venezuela, con la banda de Miss Miranda. Y después comenzó su proyección como actriz.

Y yo me residencié en Barquisimeto, con actividades que no tenía previstas, pero que se me presentaron y no puede obviarlas.

Particularmente, me alegró que con el correr de los años, Carolina pudiera lograr sus objetivos. Se destacó como modelo, actriz y animadora. Definitivamente, “el que persevera, vence”. Ella venció todos los obstáculos. Demostró su talento dentro y fuera de nuestro país.

La amistad del “cuarteto de la diversión” quedó en el recuerdo. Pero con mucho cariño y con una sonrisa en el rostro.

El agradable reencuentro

Y, con el tiempo, de nuevo esa sonrisa fue radiante.

En 1993, yo cubría la fuente de espectáculos en el Diario El Informador de Barquisimeto y…

Sorpresa… Me tocó entrevistar a Carolina Perpetuo y a Viviana Gibelli, quienes estaban promocionando un evento comercial del Súper Cuatro.

Allí nos reencontramos con el mismo cariño. Hablamos, compartimos, recordamos y reímos.

Y aunque no nos volvimos a ver, porque ella vive en Estados Unidos con su hermosa familia, las redes sociales permiten que ocasionalmente nos saludemos.

Siempre le voy a desear lo mejor.

Son amistades que nacen en un momento dado de nuestras vidas. Y que dejan agradables recuerdos. Espero que un día el “cuarteto de la diversión” se reúna nuevamente.  

Feliz de compartir con ustedes estas Vivencias con Carolina Perpetuo.

Con Carolina Perpetuo.

Esta foto la tomó mi amigo Julio Colmenárez, en el Aeropuerto Internacional «Jacinto Lara» de Barquisimeto, cuando Carolina nos visitó en 1993.

Hasta la próxima.

Saludos y bendiciones.

Milagros S. Castro

@milicas33

Compartir en:

6 respuestas a «Carolina Perpetuo en las Vivencias de Milagros S. Castro»

Milagros muchisimas gracias por esta nota periodística tan bella que nos recuerda esos tiempos tan buenos que compartimos! Y te acuerdas de la vez que yo estaba entre los pasajeros de un vuelo que hizo un aterrizaje de emergencia en Barquisimeto por que tenía una amenaza de bomba y tú estabas entre los periodistas que fueron a cubrir el incidente que afortunadamente era una falsa alarma pero que causó escándalo! Te mando un gran abrazo y nuevamente todo mi agradecimiento por incluirme en tus interesantes crónicas!

Holaaaaa Carolina. Qué nota tu comentario. Guaooo si no me lo comentas, no recuerdo ese incidente. Sí, tienes razón, fue una experiencia difícil. Nos asustamos mucho. Pero no pasó de un gran susto. Yo también te envío un gran abrazo y muchas bendiciones. Siempre estarás en mis Vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *