Categorías
Internacionales Noticias

Vicepresidente de Guatemala propone a Giammattei que ambos renuncien

«Quiero dejar muy claro el planteamiento: por el bien del país que presentemos ambos nuestra renuncia al cargo, que lo hagamos juntos para descartar esas ideas sediciosas que se dicen que se tienen o que se piensen que yo le quiero dar golpe para quedarme en su puesto», subrayó Castillo

Compartir en:

El vicepresidente de Guatemala, Guillermo Castillo, pidió al presidente, Alejandro Giammattei, renunciar ambos con el fin de poder «oxigenar» a la nación centroamericana porque «las cosas en el país no están bien».

Castillo dijo este viernes que, si acepta Giammattei, deberán ser «nuevas personas las que vengan a tomar las decisiones más importantes», con el apoyo de la Iglesia católica y la evangélica, para presentar al Congreso a un grupo de notables que podría ocupar los lugares que quedarían vacantes, de acuerdo con la propuesta del vicepresidente menos de un año después de asumir el poder.

Castillo hizo esta declaración en rueda de prensa tras una oleada de protestas en redes sociales en contra de la aprobación del presupuesto de ingresos y gastos del Estado 2021 avalado por Giammattei, y criticado por sumar endeudamiento y por haber sido aprobado de forma opaca y sin discusión en el Congreso durante la madrugada del pasado miércoles.

«Quiero dejar muy claro el planteamiento: por el bien del país que presentemos ambos nuestra renuncia al cargo, que lo hagamos juntos para descartar esas ideas sediciosas que se dicen que se tienen o que se piensen que yo le quiero dar golpe para quedarme en su puesto», subrayó Castillo.

Agregó que le gustaría «ser algún día presidente de este país, pero no sustituyendo a una persona que posiblemente ha hecho mal las cosas tal cual se han señalado».

Vea también: Tala indiscriminada para suplir la escasez de gas y electricidad en Venezuela

LAS PROPUESTAS DEL VICEPRESIDENTE

Castillo esgrimió que planteó al gobernante vetar (anular) el decreto del presupuesto 2021 aprobado, que suma 99.700 millones de quetzales (12.948 millones de dólares).

La cifra equivale a un aumento de 10.000 millones de quetzales (1.300 millones de dólares) con respecto al presupuesto original de este 2020 (que sin embargo, fue creciendo debido a la pandemia y llegó a ser finalmente de 13.850 millones de dólares).

El vicepresidente también pidió desmontar el Centro de Gobierno, un organismo creado por la administración anterior y utilizado por Giammattei para vigilar las actividades de los 14 ministerios y que es dirigida por un joven ingeniero, Luis Miguel Martínez, descrito por analistas y fuentes del Ejecutivo como el funcionario más cercano al mandatario.

«Creo que es una estructura que le está generando costos extraordinarios (al Estado), y también abona muy poco. El presidente (ya) tiene comunicación directa de los ministros como para que pueda llevar la coordinación adecuada por el Gobierno y eso se lo he solicitado muy respetuosamente», detalló Castillo.

Además, dijo que solicitó a Giammattei hacer una revisión de todos los funcionarios del Gobierno, que todos presenten su renuncia y confirmar solo a «quienes hicieron bien su trabajo»; además de tener mayor acercamiento con la sociedad «tomando en cuenta que ofrecimos gobernar con el pueblo».

Pero si esto no es viable, entonces consideró que lo mejor es presentarse los dos en el parlamento de «forma conjunta la renuncia y dar un espacio de tiempo para que un grupo de notables, liderados por la Iglesia católica y evangélica, le puedan hacer llegar al Congreso la propuesta de las ternas de quienes serían el nuevo presidente y el nuevo vicepresidente».

Esa decisión de la renuncia del binomio presidencial, elegido en los comicios de junio de 2019 y por el partido Vamos por una Guatemala diferente, «en consecuencia permitiría oxigenar el rumbo del país y que sean nuevas personas las que vengan a tomar las decisiones más importantes», añadió.

RESCATE AÚN POSIBLE

Castillo manifestó que aún pueden rescatar con el presidente las acciones de Gobierno «si juntos nos sentamos y resolvemos los problemas del país, de forma honesta, sin revanchismos y sin que cada quien esté tratando de dañar el otro. Pero si no es posible, la solución, reitero, es que presentemos de forma conjunta nuestra renuncia».

Minutos antes de que Castillo planteara la propuesta de disolución del actual Gobierno, Giammattei había expresado en un mensaje en directo a la nación su intención de mantener vigente el presupuesto aprobado para el siguiente ejercicio fiscal, pues, aseguró, «por primera vez en la historia representa un presupuesto menor al año anterior. Jamás había sucedido».

Giammattei hizo con sus palabras referencia al presupuesto final de 2020 , que debido a la pandemia llegó a los 13.850 dólares y que representaría una cifra menor que el monto aprobado para 2021 (12.948 millones de ´dolares).

El diputado opositor Samuel Pérez Álvarez, secretario general del Movimiento Semilla, coincidió con el vicepresidente en una declaración a Efe, en la que refirió que si bien Giammattei «trata de instalar una narrativa de que si veta el presupuesto significa quedarse con el actual (agrandado), aún tenemos hasta el 30 de noviembre para corregir el presupuesto».

Institucionalmente, esa pugna entre el gobernante y el vicepresidente «es un deterioro sin precedentes. Se ha visto al vicepresidente más cercano escuchar a la población y al presidente siendo muy autoritario, tal cual como se le ha visto en sus campañas políticas de siempre».

Diversos grupos de la sociedad, entre los que sobresalen artistas, activistas y estudiantes, convocaron el miércoles una manifestación en la Plaza de la Constitución este sábado para mostrar su descontento con la aprobación opaca de un presupuesto que, según especialistas, «prioriza la asignación a infraestructuras, pero descuida a la población y sus necesidades».

Con información de EFE

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *