Pep Guardiola

El Guardiolismo: una laureada filosofía del fútbol mundial +Video

3 minutos de lectura

El toque exquisito y el dominio del balón son algunos de los lineamientos que imparte Pep Guardiola al frente de los equipos que ha dirigido.

El Guardiolismo: una laureada filosofía del fútbol mundial.

No se trata solo de ganar sino de jugar bien.

Ese aserto es el norte de uno de los más aventajados entrenadores del balompié, que ha deslumbrado el escenario internacional con sus brillantes estrategias.

Se trata de Josep Guardiola, Pep como se le conoce por su diminutivo.

Ha paseado su estilo por las principales ligas de Europa, cosechando aplausos con los resultados obtenidos.

El Guardiolismo: Aquí, allá y donde sea

Tres clubes componen su rutilante carrera en los banquillos; el Barcelona Fútbol Club, el Bayern Munich alemán y ahora el Manchester City de la Premier League.

Eso sí: mientras la prensa lo tiene siempre en la mira, la fanaticada lo ama o lo odia, Con este director técnico no se puede ser indiferente.

el guardiolismo

Después de su etapa como excelso jugador del Barsa y de haber representado a España en la selección, acudiendo incluso al Mundial, tras retirarse se dedicó a preparar a los jóvenes azulgranas

Hizo méritos en La Masia, la cantera culé de la cual han surgido innumerables estrellas hasta que le entregaron las riendas del equipo grande.

El Guardiolismo: Al frente del Barsa

Con la entidad condal, la cual dirigió desde 2008 a 2012, lo conquistó todo, con suma de 16 títulos tanto en la nación peninsular como fuera de sus fronteras.

El pináculo lo constituyó el denominado sextete: Liga, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes.

Fueron años en los que contó con la magia del astro argentino Lionel Messi.

“Messi significa todo en mi carrera. Me hizo ser más competitivo. Sabía que había un grupo increíble de jugadores», afirma Pep.

«Eran muchos astros que entre todos se generó una química que pasa una vez en la vida. Ganamos mucho, pero sin él no habríamos ganado tanto”, subraya.

El Guardiolismo: En el Bayern y el ManCity

Luego, entre 2013 y 2016 estuvo al frente de la divisa bávara, el todopoderoso Bayern, amo y señor de la bundesliga.

Con el elenco muniqués obtuvo siete títulos, entre ellos tres torneos locales y una Supercopa de Europa.

el guardiolismo

Y desde el 2016 a la actualidad es el timonel del Manchester City al cual ha coronado dos veces en el campeonato inglés.

Hoy, de hecho, marcha a la cabeza de la competición

Y tiene al conjunto «ciudadano» disputando los cuartos de final de la Champions.

Estilo de juego

¿Pero que es lo que hace atractivo al desempeño que brindan los pupilos de Guardiola?

Heredero de la sapiencia del neerlandés Johan Cruyff, estrella de los Países Bajos tanto en el rol de jugador como de DT, Guardiola desarrolla un accionar que deslumbra como aquel Dream Team.

«Su estilo de juego se resume en el tiki-taka, tocar el balón de manera permanente, constante, dominar la posesión de la pelota, jugar bonito, atractivo y a veces ganar», dice terminando con ironía la prensa.

el guardiolismo

«No ganar por ganar, sino ganar bien, jugando bien, dando espectáculo, siendo efectivo y atacando siempre», completan los principales rotativos.

Comentarios van y vienen

Tampoco los jugadores permanecen indiferentes a la hora de calificarlo.

Algunos de todos los tiempos – varios de ellos ya retirados por completo, otros ejerciendo de entrenadores, como Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Thierry Henry, Kevin De Bruyne y Bernardo Silva se deshacen en elogios.

Otros de la talla de Zlatan Ibrahimović lo objetan

Habría que decir que sus detractores son incapaces de reconocer la dimensión de su figura; en tanto que sus aduladores resulten incapaces de discutirle una sola coma de su obra.

Y es que el nativo de Sampedor, en Cataluña – nació en 1971 – tiene sus bemoles.

Cuentan que en una ocasión el francés, Henry tomó el balón en la media cancha, burló a sus rivales y anotó un gol inolvidable. Pero Guardiola lo sacó del campo.

«Le espetó al delantero que había faltado el respeto a tandas de entrenamiento, a sus compañeros y a todo el club, porque se trataba de un trabajo en equipo», reza una crónica de aquella incidencia.

En todo caso, Pep Guardiola ha pasado los últimos tres lustros como mandamás conceptuado entre los mejores del planeta, dejando una huella imperecedera en las corrientes que caracterizan el deporte rey.

Seguir un encuentro bajo sus lineamientos es garantía de que se van a «llenar los ojos» y cubriendo las expectativas de quienes aman la disciplina.

Tomado de Terceravía, El Guardiolista.

También puede interesarte: La Xavineta: el toque mágico de Xavi en el Barcelona +Video

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog