Ahorristas del BOD exigen la devolución de miles de dólares represados en Curazao

///
3 minutos de lectura

Un grupo de ahorristas venezolanos inició el viernes 8 de julio una agenda de protestas en las instalaciones del Banco Occidental de Descuento (BOD), ubicado en la ciudad de Punto Fijo, península de Paraguaná, para exigir que sean devueltos ciento de miles de dólares depositados en el Banco del Orinoco NV, luego de que el Grupo Financiero BOD decidiera liquidar su filial en Curazao el 3 de septiembre de 2019.


Según los manifestantes, son más de 16 mil familias afectadas por la suspensión de las operaciones del banco en la isla y por la falta de un plan de emergencia para salvaguardar el dinero de los depositantes. Estiman que al menos en el estado Falcón, más de 200 empresarios tienen en riesgo el patrimonio de toda una vida, reseñó el portal Crónicas del Caribe.

El Banco Nacional de Crédito (BNC) concretó el 17 de junio la compra del BOD, propiedad de Víctor Vargas, transacción que contó con la autorización de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban). “Estas entidades bancarias, solicitaron autorización para la adquisición de activos y pasivos del BOD por parte del BNC, única y exclusivamente registrados en la República Bolivariana de Venezuela”, subrayó la Sudeban en un comunicado.

Sin respuesta

Los falconianos han denominado los hechos como “la gran estafa BOD”. Al mismo tiempo, le exigen a las autoridades nacionales abogar por ellos porque los trámites se hicieron en suelo venezolano, aunque el dinero esté en Curazao.

El abogado Lucas Rodríguez, vocero jurídico del grupo de ahorristas en Falcón, explicó que el capital que está represado en Curazao pertenece en 80% a inversionistas venezolanos.

Precisó que algunos inversores hicieron uso de su dinero hasta 2017. Desde entonces, Rodríguez cree que los directivos del BOD implementaron un sistema de engaño contra los ahorristas.

Agregó que el cierre de fronteras entre ambas naciones ha sido un problema para establecer un canal de comunicación fluido con representantes bancarios en la isla. Admite que ignora las últimas decisiones del gobierno de Willemstad contra la entidad bancaria.

Modus operandi

El jurista explicó que la “oferta engañosa” llegó a la península de Paraguaná hace diez años, a través de un sistema de publicidad y con la actuación de una señora que fungió como ejecutiva de ventas.

“El modus operandi consistía en ofrecer un producto que con los bolívares nuestros podíamos comprar los dólares y ellos depositaban las divisas en Curazao, en Antigua y Barbuda, Panamá o República Dominicana bajo la figura del AllBank, Banco del Orinoco y BoiBank. Captaron fondos para esos bancos y, al parecer, no tenían la suficiente liquidez”, describió.

Crónicas del Caribe conversó con algunos ahorristas afectados, quienes participan activamente en las protestas de calle en Paraguaná. Tres de ellos admiten que aceptaron la oferta de depositar una gran cantidad de su patrimonio en el Banco del Orinoco NV, y ahora temen que el esfuerzo de toda una vida se pierda.

“Somos un grupo de empresarios honorables de la ciudad, clientes del BOD y fuimos captados por sus filiales Banco del Orinoco NV, en Curazao, y AllBank Corp, en Panamá. Nos presentaron un producto para abrir unas cuentas en dólares para proteger nuestro patrimonio de la devaluación. Una vez que las cuentas se abrieron y se había constituido un plaza fijo de un año – renovable-, nos dijeron que el banco era de inversiones y no un banco comercial y que ahora debíamos esperar”, relató el empresario venezolano José Esteban Medina.

Engañados

Medina cree que los ahorristas “fueron estafados» y sostiene que tras la venta del BOD, los responsables evadieron la devolución de los ahorros.

Contó que hay ahorristas que fallecieron esperando su dinero para costear gastos médicos. “Estos señores del BOD en Punto Fijo son unos insensibles. Clientes acudieron enfermos a sus instalaciones, pero los gerentes hacían caso omiso, inventaban miles de excusas para no entregar nuestros ahorros. Yo tengo una parte de mi patrimonio en el banco, eso fue un paquete de estafa que nos aplicaron, una gran estafa escudándose en los bancos que abrieron en la isla”, cuestionó Medina.

Sin nada

María Di Domenico vio a su papá luchar hasta su último respiro por los ahorros de la familia. Durante esa batalla, el señor Di Domenico fue operado del corazón y posteriormente padeció de los riñones, siendo esa la causa principal de su muerte a los 79 años.

Asegura que los directivos del BOD en Paraguaná eran conscientes de las dificultades que padecía la familia. Desde hace una década intentaron usar los fondos depositados en Curazao, pero no fue posible.

Con información de Crónicas del Caribe

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog