Agua de cúrcuma para mejorar la digestión, así se prepara

Agua de cúrcuma para mejorar la digestión, así se prepara

1 minuto de lectura

Prepara agua de cúrcuma y mejora tu digestión. Es una buena aliada para desintoxicar el cuerpo, ya que tiene efectos protectores sobre el estrés oxidativo de las células

La cúrcuma, además de darle un buen sabor a los platos, es un ingrediente ideal para los batidos, infusiones y recetas a la hora de cuidar el organismo en general. Tambien con el agua de cúrcuma puedes adelgazar y mejorar la digestión.

Según el Grupo Sanitas de España, los curcuminoides que tiene la cúrcuma le confieren grandes propiedades antiinflamatorias y es recomendada para trastornos en los que exista inflamación, como la enfermedad de Crohn, los trastornos menstruales, enfermedades del intestino, colitis, artritis, obesidad, síndrome del túnel carpiano, etc.

Un estudio publicado en Journal of Applied Toxicology señala que la cúrcuma es una buena aliada para desintoxicar el cuerpo, ya que tiene efectos protectores sobre el estrés oxidativo de las células. El estudio concluyó que la cúrcuma puede eliminar toxinas que no son necesarias en el organismo.

Agua de cúrcuma

Por otro lado, esta especie aumenta la función inmune del organismo debido a que aporta antioxidantes, tiene propiedades antivirales, antiinflamatorias y antibacterianas. Por esta razón, puede ayudar a regular las células y fortalecerlas frente a enfermedades como el cáncer o el Alzheimer, según el magacín Medical News Today.

La Escuela de Medicina de Corea del Sur también respalda la efectividad de la cúrcuma a través de una prueba en la que los científicos encontraron que este té puede proteger al hígado de lesiones hepáticas, esto es, gracias a los antioxidantes que aporta la cúrcuma.

Agua de cúrcuma

La infusión de cúrcuma debe tener un poco de pimienta negra, según un estudio realizado por el Departamento de Farmacología del Colegio de Medicina de la India, el cual encontró que la cúrcuma no se absorbe fácilmente en el cuerpo; por eso, con la pimienta negra que tiene piperina, una sustancia capaz de aumentar la concentración de la cúrcuma, favorece sus efectos en el organismo.

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua.
  • 1 ½ cucharadita de polvo de cúrcuma (también puedes usarla fresca).
  • Pimienta negra.
  • 1 limón o lima en rodajas.
  • Jengibre.

Preparación:

1-Hierve el agua, cuando llegue al punto de ebullición, agrega la cúrcuma, una pizca de pimienta negra y las rodajas del limón o lima.

2-Luego, deja que la mezcla hierva por diez minutos para que se incorporen los ingredientes.

3-Antes de servir, cuela la infusión y endulza con un poco de miel.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de SEMANA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog