Compartir en:

Realizan un concierto con instrumentos de hielo en el Ártico para apoyar la creación de santuarios marinos

Un grupo de músicos nórdicos se ha sumado a Greenpeace para celebrar un concierto sobre hielo en el extremo norte del Ártico y pedir así la creación de santuarios marinos, áreas marinas protegidas. La pieza, ‘Ocean Memories’, compuesta por el músico noruego Terje Isungset para la ocasión, se interpretó con instrumentos esculpidos en hielo recogido de las gélidas aguas del océano Ártico.

Con temperaturas inferiores a 12 grados bajo cero, el ritmo del violonchelo, los cuernos musicales y las campanillas se unieron a la percusión sobre hielo para lanzar un mensaje: es urgente proteger al menos el 30% de nuestros océanos para 2030.

El concierto ha tenido lugar durante la primera de las paradas de la expedición De Polo a Polo, la más ambiciosa de la historia de Greenpeace, que está recorriendo los océanos, de Ártico a Antártico, durante casi un año.

“Hay que tratar el hielo con respeto, de lo contrario se rompe. Debemos hacer lo mismo con la naturaleza”, ha señalado Isungset, director y compositor de la pieza, de tres minutos de duración.

“Al poner el foco en el océano Ártico y en la pérdida de hielo, queremos enfatizar la necesidad inmediata de crear santuarios marinos, no solo en el Polo Norte, sino en todo el planeta”, ha afirmado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace en España.

 

 

Siga esta interesante noticia en ONDACERO

Compartir en: